in

Francotirador planeaba asesinar al presidente de España Pedro Sánchez

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez / Foto: Cortesía
 

Un hombre de 63 años fue detenido por Los Mossos d’Escuadra, luego de que este presuntamente se preparara para asesinar al presidente de España Pedro Sánchez. 

Según informa la agencia AVN, el francotirador identificado como Manuel Murillo Sánchez, fue detenido hace tres semanas y trasladado a prisión, luego de que confesara que pretendía atentar contra la vida del mandatario, tras molestarse al saber que se exhumarían los restos del dictador Francisco Franco.

Murillo es un experto tirador, como demuestra que fuese el mejor de los que competían en el club de tiro olímpico del Vallés.

El vigilante de seguridad privada, con licencia de armas por su profesión y su afición deportiva, empezó a buscar cómplices para acabar con Sánchez como escribió en un grupo reducido de WhatsApp.

La voz de alarma la dio una usuaria de aquel chat cerrado de WhatsApp, al ver que Murillo pasaba de lanzar continuas invectivas y amenazas contra el líder del PSOE, a solicitar inequívocamente apoyo logístico para cometer un atentado contra Sánchez, aprovechando su pericia como francotirador, su profesión y su arsenal.

A su edad, confesó a seis de sus contactos que no conocía bien las herramientas de Internet y les pidió ayuda para obtener la agenda de actos del presidente y su localización concreta en momentos determinados, reseña el citado medio.

Al sujeto no le importaba ser capturado, y aseguró estar dispuesto a “sacrificarme por España”.

Luego de que la policía recibiera la orden de cateo para su domicilio, se toparon con un gran arsenal constituido por  16 armas de fuego cortas y largas, incluido un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador checoslovaco Skorpion vz. 61, y cuatro rifles de altísima precisión, capaces de acertar un blanco a 1.000 o hasta 1.500 metros de distancia.

Fue al descubrir su gran pericia como francotirador cuando solicitaron la orden de entrada, registro y detención del sujeto. Y no se esperaban lo que hallaron en su domicilio el pasado 19 de septiembre: 16 armas de fuego cortas y largas, incluido un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador checoslovaco Skorpion vz. 61, y cuatro rifles de altísima precisión, capaces de acertar un blanco a 1.000 o hasta 1.500 metros de distancia.

En su auto llevaba dos pistolas, una de ellas modificada e ilegal.

Manuel Murillo está actualmente en prisión incondicional en el Centro Penitenciario Brians-2, en Sant Esteve Sesrovires, cerca de Martorell, donde confesó nada más ingresar sus intenciones de atentar contra Pedro Sánchez.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cubanoamericano John Barsa

Cubanoamericano es nominado por Trump para la USAID

Locomotoras traídas de Rusia

Régimen recibe ocho locomotoras “nuevecitas” desde Rusia