in

Médicos cubanos eligen ser “desertores” pero continuar en Brasil

Galenos cubanos que participan en el programa Mais Médicos, a su llegada al aeropuerto de Fortaleza / Foto: Folha de S. Paulo
Galenos cubanos que participan en el programa Mais Médicos, a su llegada al aeropuerto de Fortaleza / Foto: Folha de S. Paulo
 

“A Cuba no vuelo más” aseguró el médico cubano Raymond García, de 32 años, al enterarse de la decisión unilateral del régimen cubano de retirarse del programa ‘Más Médicos’, informa AP.

Los 8.300 médicos cubanos que prestaban su servicio en Brasil fueron convocados para retornar a casa luego de la decisión del régimen de la Isla de abandonar la misión en la nación suramericana. Pero profesionales de salud como García, decidieron no mirar atrás.

“No tengo opción. Allá la vida está muy limitada. Hay educación y salud gratuita, sí, pero, ¿qué más? No quiero volver para pasar pobreza ni castigar a mi hijo y mi mujer, ellos no se lo merecen”, dice García a The Associated Press.

Confiesa que llegó a Brasil por casualidad, luego de que prepararse como médico en La Habana. Conocía de que podía trabajar a través de misiones humanitarias y Angola, Brasil y Venezuela eran algunas de las opciones. “Elegí Brasil porque era la que mejor pagaba, 2900 reales –unos 760 dólares– y en Cuba trabajaba los siete días a la semana haciendo guardias médicas por 10 dólares”.

En Brasil conoció a su esposa, quien hace cinco meses lo convirtió en padre. Trabajando en Brasil, atendió a gente “muy humilde” que “nunca en su vida había ido al médico”, y aprendió a querer al pueblo brasileño.

Bajo amenazas

Incluso antes de que se complicaran las relaciones entre Brasil y Cuba, habían profesionales como Alioski Ramírez, de 36 años, que ya habían decidido no volver. Ramírez, oriundo de Holguín, aseguró que su decisión fue forzada por el régimen cubano, quienes le habían dado la orden de regresar inmediatamente al sospechar de que estaba gestionando ejercer su carrera de forma independiente en Brasil.

“Me amenazaron, me dijeron que tenía que volver y que cuando llegara iba a ser suspendido y no iba a poder ejercer la medicina. Como profesional formado, no quería regresar para cortar cañas de azúcar. Ellos me simplificaron las cosas. Decidí quedarme”, cuenta Ramírez.

El equipo de gobierno de Bolsonaro tomó nota de que varios médicos cubanos tienen intenciones de quedarse. “Creo que la mitad no vuelve”, dijo esta semana el general Hamilton Mourão, vicepresidente de Bolsonaro. “A ellos les gusta nuestro estilo de vida”, explicó.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escena del crimen

Conductora “distraída” embiste a 14 ciclistas; uno fallece

Sunrise Airways anuncia nueva ruta entre República Dominicana y Cuba