in ,

Mariela Castro afirma que no quiere ver otro partido político en Cuba

Mariela Castro / Archivo CPEM

El régimen castrista está decidido a no soltar el poder y no le importa las maneras que tenga que usar para ello. La hija del dictador Raúl Castro, Mariela Castro Espín, aseguró que la cúpula comunista no quiere ver otro partido diferente al PCC (Partido Comunista de Cuba), ya que, según ella, este trabaja en beneficio del pueblo y se opone a la decisiones que violen los derechos de los cubanos, informa el Portal de Gipuzkoa.

En Cuba se hizo una revolución radical en la que el pueblo tomó el poder y se fue articulando un sistema de partido único de unidad nacional para defender la soberanía, la independencia y los intereses del pueblo. El Partido Comunista es un partido de unidad nacional, un partido que controla que las decisiones que se tomen no violen los derechos de la población, no transgredan los proyectos sociales que benefician a la población, además exige, propone, influye en las decisiones que se tomen

Dicho esto, a la  directora del Centro Nacional de Eduación Sexual (CENESEX) al parecer se le olvidó los cientos de personas fusiladas por su tío, Fidel Castro, atentando contra los derechos civiles y jurídicos de los hoy occisos. También parece no recordar los presos políticos en las cárceles cubanas, a quienes se le ha violado sus derechos humanos.

A juicio de Castro Espín, la integración de un nuevo partido en Cuba no significaría beneficio a la población, pues alega que las personas que lo integraría solo pensarían en su bienestar y no en el de la gente, tal como hace en estos momentos los dirigentes del PCC.

DE SU INTERÉS: Pastora Soler sobre almuerzo con Mariela Castro: «Solo fue una acción solidaria»

Un nuevo partido político saldría a partir de una clase social nueva que tenga intereses de beneficio propio en relación con el resto de la población, eso nos quieren imponer para debilitar nuestro proceso de experimentación socialista.

Recientemente la hija del dictador fue duramente criticada por comer langosta, un plato prácticamente prohibido para los cubanos, junto a la cantante española Pastora Soler. ¿Pensó Castro Espín en el pueblo hambriento mientras se llevaba un pedazo del crustáceo a la boca?

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Régimen venezolano en silencio ante el robo a médicos cubanos. Foto de cortesía.

«En Cuba nada es gratis, lo pagas el resto de tu vida con explotación»

Hotel Inglaterra

Cadena hotelera Marriott llevará las riendas del hotel más antiguo de Cuba