in

La Otamanía: ¿enfermedad, tendencia o simple pérdida de tiempo?

La Otamanía: ¿enfermedad, tendencia o simple pérdida de tiempo?
La Otamanía: ¿enfermedad, tendencia o simple pérdida de tiempo?

Ayer, el polémico presentador de uno de los shows de entretenimiento más seguidos por la farándula cubana, “Hola! Ota-Ola”, implantaba un nuevo récord a su carrera artística: hacer el Facebook Live Show más largo de la historia, un programa en vivo, ininterrumpido, de 24 horas sin descanso, y sin perder el interés y el respaldo de sus seguidores.

Le he llamado a este fenómeno: Otamanía. Ese “virus”, por llamarlo de alguna manera, me ha afectado a mí también. Puede ser para muchos incomprensible, y para poder explicarlo, debo partir por su protagonista: Alexander Otaola, un ser querido por muchos, odiado por algunos y cuestionado por otros tantos.

Con una larga trayectoria artística, Alexander, se aventuró en un proyecto que hoy muestra sólidos resultados.

Lo que comenzó siendo quizás un mero show para la farándula latina se ha convertido en escuela, en esa aula donde los pioneros esperan con ansias a su ilustre maestro, en un alto centro de debate y reflexión.

Cada noche, de lunes a viernes, a partir de las 5.30pm, hora occidental, se abren “las puertas de la catedral del chisme”, aunque este eslogan ya va quedando chiquito porque ese programa en vivo, súper estelar, no solo informa y entretiene sino que educa, guía, abre nuevos horizontes, y en especial, pone al desnudo de manera magistral y contundente a la cúpula gobernante de Cuba, a sus familiares y allegados que hoy gozan de los más exclusivos privilegios, mientras para su pueblo solo regalan miseria, hambre y necesidad.

Seguidores de Otaolas mirando el show Hola! Ota-Ola. Foto: Franklyn Varela Delgado
Seguidores de Otaolas mirando el show Hola! Ota-Ola. Foto: Franklyn Varela Delgado

Alexander se ha convertido, sin lugar a dudas, y sin proponérselo, en la voz más contundente del exilio cubano. Quizás, a mi modo de ver, su mayor logro no fue haber batido un nuevo Récord Guiness, pero sí el lograr, a diario, un despertar en los cubanos, el amor por su Patria, el luchar por sus derechos, por una Cuba mejor y exigir que los artistas se definan políticamente, y que la doble moral y el oportunismo no sea un ejemplo a seguir entre ellos, mucho menos a imitar.

Alex llama a las cosas por su nombre, sin rodeos y directo al grano, al pan pan, y al vino vino, porque con él “hay que joderse”.

Ya suman más de 7000 personas, las que a diario, lo acompañan a él y a su equipo en su show en vivo desde muchas de las plataformas sociales como Facebook y Youtube.

Seguidores de Otaolas mirando el show Hola! Ota-Ola. Foto: Franklyn Varela Delgado
Seguidores de Otaolas mirando el show Hola! Ota-Ola. Foto: Franklyn Varela Delgado

¿Qué sería de los cubanos si el show de Ota- Ola desapareciera? El apocalipsis, pensarían algunos. Dejaría un inmenso vacío en muchos de los que día a día seguimos su programa, sus consejos, su tan peculiar modo de entretener, pero en especial, su inigualable manera de comunicar, de transmitir una idea, de producir un sentimiento, un despertar, de ir encendiendo esa chispa que pronto creará una reacción en cadena imparable, el detonante para alcanzar la añorada libertad de Cuba.

Hay hasta quienes dicen que si existiese diez Ota-Olas más, ya Cuba fuese independiente y democrática.

Y no quiero pasar por alto a sus “borrachos”, como cariñosamente Alex llama a su equipo de trabajo cuando disimula estar “molesto”, porque en el fondo, él es una bella persona, según sus amigos más cercanos. Todos son grandes seres humanos, comprometidos humana y profesionalmente con su líder, quienes hacen posible que el fenómeno de la Otamanía siga incrementando el nivel adictivo en sangre y que no haya antídoto, gracias a Dios, que lo detenga. “¡Hay que Joderse!”

Por Franklyn Varela Delgado


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cubanos organizan motín en cárcel migratoria de México

Cubanos encabezan motín masivo en cárcel migratoria de México

Accidente de transito en Matanzas

Accidente en Matanzas deja 1 muerto y 14 heridos