in ,

El 4G llega a La Habana, pero solo si eres un buen consumidor de Internet

Los cubanos sueñas con conectarse al mundo a través de la Internet desde sus celulares. Imagen de cortesía.
Los cubanos son esclavos dentro o fuera de la Isla. Imagen referencial

El régimen cubano instaló radiobases de transmisión 4G en tres municipios de La Habana, para incrementar la velocidad y la calidad de navegación de Internet en Cuba, pero ¿a que costo?.

Y es que según un informe del diario Juventud Rebelde, los municipios Regla, Cerro, Guanabacoa y 10 de octubre son los que cuentan con este nuevo servicio que está destinado a beneficiar a unas 70 mil personas, pero la verdad es que apenas cinco mil usuarios acceden a él, debido a las condiciones que aplica ETECSA para disfrutarlo.

Y es que según Juventud Rebelde, se necesita que el usuario tenga un consumo mínimo mensual de 100 MB cada mes, tener una tarjeta USIM y residir en alguna de las zonas de cobertura.

Si bien en otros países este tipo de requerimientos parecen absurdos, para el cubano, cuyo salario es de paneas $30 al mes, la resulta difícil sostener dichas rentas.

En La Habana viven más de 2 millones de personas, pero aproximadamente solo el 0.25 % de la población está accediendo a ese servicio.

El paquete de datos de 600 MB cuesta 7 CUC. Es decir que los cubanos tendrían que destinar el 35 por ciento de su sueldo para tener el paquete más económico, por lo que el 4G está destinado para aquellos que tienen un nivel de vida mayor en Cuba, es decir para la cúpula reinante.

El diario castrista afirma que otros 221,000 personas aún utilizan la tecnología 3G en toda la Isla, la cual no cumple las expectativas de los usuarios en horarios de alta demanda.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cubanas protestan en Centro Habana por «río» de aguas albañales

Fallece la reconocida actriz mexicana Edith González tras dura batalla contra el cáncer