in ,

Migrantes cubanos cuentan lo que vivieron durante secuestro en México

Migrantes cubanos cuentan lo que vivieron durante secuestro en México. Foto: BBC

Varios migrantes cubanos rompieron el silencio de lo que les tocó vivir mientras estuvieron secuestrados por bandas criminales en México.

Los isleños narraron a la BBC la situación que padecieron, revelando así el submundo de extorsiones y secuestros que sufren quienes buscan un mejor futuro lejos de Cuba.

Los cubanos procedían de diversos lugares de la Isla: dos volaron a México desde La Habana; uno desde Las Tunas; y otros dos desde Chile, pero todos tenían como destino la frontera sur de Estados Unidos.

«Cuando llegamos a Villahermosa, en Tabasco, nos acercamos a un grupo de taxistas. Le pedimos ayuda y les ofrecimos 50 dólares para poder llegar a la terminal de buses. Hasta ese momento, todo iba bien. Ahí fue cuando comenzó todo», contó Juan M., de 31 años.

Cuando dos camionetas negras detuvieron el taxi, Maribel P., quien viajaba con su hijo de 19 años, temió lo peor.

«Agarré las manos de mi hijo y empecé a llorar», contó la mujer, originaria de Pinar del Río.

«Venían con el rostro tapado, deben haber sido unos 12. No sabemos cómo pudieron saber que éramos cubanos, que no éramos de aquí, que éramos migrantes», agregó.

Extorsiones

Actualmente las extorsiones a cubanos se han vuelto una constante en México. Juan M. dice que fue el primero que escuchó a lo lejos la conversación. Del otro lado de la habitación donde los tenían encerrados, sus captores hablaban por teléfono.

«Empezamos a oír que le decían a los que le estaban hablando que si pagaban 85.000 pesos (unos 4.000 dólares) por nosotros, le podrían sacar el doble o el triple, porque éramos cubanos, y que por los cubanos la familia en Estados Unidos pagaba lo que fuera», dijo.

Mensaje enviado por los secuestradores a los cubanos. Foto: BBC

«Ahí es cuando le comento a la señora Maribel: ‘A nosotros nos van a vender, no nos quieren para ellos, nos están negociando'».

Una noche, otras dos camionetas fueron por ellos. 

«No sabíamos ni siquiera a dónde íbamos. Nos echamos muchas horas de camino. Finalmente, llegamos a otro lugar y nos bajaron. Nos entregan a unas personas y nos metieron a una habitación que estaba llena de centroamericanos. Parece que ellos habían pagado para que los llevaran a la frontera, pero por nosotros era por los que pedían un rescate», contó.

Allí estuvieron encerrados hasta que dos semanas después la Policía los rescató, junto a otro grupo de 115 migrantes en Ciudad Juárez, una de las ciudades más peligrosas de México.

«Gracias a Dios hubo una llamada anónima. Parece que los vecinos escucharon los ruidos, el llanto, los gritos de las otras personas que también tenían allí y llegó la Policía, rompieron la puerta y agarraron a los tres que estaban allí cuidándonos.»

«Nosotros estábamos muy nerviosos, porque pensábamos que íbamos a ser deportados a Cuba, ese era nuestro mayor temor.»

El temor sigue

Los cubanos fueron liberados por la Policía, pero no recibieron ninguna protección adicional y ahora viven con temor de ser nuevamente secuestrados. 

«Uno de los muchachos que venía con nosotros no resistió el miedo, el temor de ser encontrado de nuevo, y se lanzó por el río. Dijo que no se quedaba aquí, pero que tampoco se iba para Cuba, y se tiró por el río», refirió Juan M.

Ahora otro temor para los migrantes cubanos es que su solicitud de asilo no sea aceptada y tenga que regresar.

«El gran temor es que, cuando finalmente pasemos, nos devuelvan de nuevo aquí a esperar por el asilo y nos agarre de nuevo.

LEE TAMBIÉN: Secuestran y torturan a cubanos en Yucatán para exigir rescates a sus familias

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El régimen le negó entrada a Cuba al ensayista Jorge Luis Arcos

Almagro: «Cuba es un ejemplo perfecto de una nación cautiva»

Almagro: «Cuba es un ejemplo perfecto de una nación cautiva»