in ,

Otro caso de discriminación en La Habana: «Yo no le alquilo a cubanos»

La dama, presuntamente es dueña de dos casas de renta en La Habana, en la que al parecer solo recibe a extranjeros.

Habitaciones en renta para extranjeros, mientras los cubanos sufren discriminación / Foto: CubaNet

Una mujer que se hace llamar Dori, es la nueva protagonista de un caso de discriminación entre propios cubanos.

La dama, presuntamente es dueña de dos casas de renta en La Habana, en la que al parecer solo recibe a extranjeros.

“Yo no le alquilo a los cubanos porque son unos ladrones”, afirma la mujer, hecho que fue reseñado por el portal CubaNet.

Un reportaje de dicho portal, expresa que la señora, no le falta lengua para hablar mal de sus coterráneos, al punto que los denigra e insulto sin siquiera tomar en cuenta que ella misma, es cubana.

Esto ocurrió presuntamente cuando el autor del reportaje ó presuntamente cuando el autor del reportaje Ernesto Pérez Chang, estuviera buscando alojamiento en la capital.

“La idea fue de un amigo y ambos probamos investigar un poco, solo por sondear hasta qué punto pudiera resultar esto un fenómeno nuevo en la sociedad cubana donde pareciera que existe una especie de idealización del cliente extranjero, a veces rayana en el culto, al mismo tiempo que crecen los prejuicios contra los cubanos de bajo nivel adquisitivo, los residentes en las provincias orientales o las personas que clasifican como “no blancas””.

OTRAS NOTICIAS: Otro acto de racismo en restaurante de Miami y esta vez no es Luisa, la cubana de Taco Bell (+VIDEO)

El autor sin embargo, afirma que por lo menos Dori no cuestionó su color de piel, ya que en otros sitios en los que se aventuró a preguntar, hubo quienes no permitían a personas hay, negras o palestinas.

“Hubo quienes resultaron bien enfáticos en rechazar a personas gay, negras o “palestinas”, que es el término peyorativo que algunos residentes de La Habana usan para identificar a esos otros cubanos que, desafiando el acoso policial y las leyes que les impiden permanecer en la capital por más de 72 horas, llegan desde las provincias orientales para intentar escapar de esas peores condiciones de vida que hacen decir que “Cuba es La Habana, y lo demás son áreas verdes”.

Cartel de una casa de renta en La Habana. Si el cartel está en azul, es para extranjeros. Si estuviera en color rojo, sería para cubanos. Foto: Cubanet P. Chang

Pérez Chang asegura no tener suerte durante su sondeo, dando a entender que los precios entre cubanos son aún más grandes, cuando se vienen de las provincias orientales.

“Rechazos que preveíamos desde el inicio del experimento pero que no dejaron de  sorprendernos debido a que buena parte de las personas que hoy cuentan con una vivienda extra o lo suficientemente espaciosa para usarla en este trabajo por cuenta propia, llegaron a ser dueños de los inmuebles ya por haberlos recibido como fruto de la expropiación a sus antiguos dueños que marcharon al exilio”

El experimento del autor fue fallido. Cerca de 20 personas rechazaron alquilarles por ser “negro o gay”, aunque realmente, no le alquilaron por ser cubano.

“La prueba está en que una decena de ellos más tarde aceptó rentar cuando, desde otro teléfono o dirección de correo, aseguramos que éramos extranjeros o que lo hacíamos en nombre de alguno que visitaría el país en breve”.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doral sale en defensa del cubano Ramón Saúl Sánchez en cara a presunta deportación

Cubano deportado por ICE vive en un limbo porque en Cuba no lo aceptan