in

Pesticidas: surge nueva teoría sobre afectaciones de salud a diplomáticos en La Habana

En principio se abordó el asunto como “ataques acústicos” que habrían generado dolores de cabeza, mareos, náuseas e incapacidad para concentrarse, además de escuchar zumbidos.

La fumigación con pesticidas durante la "Operación salud", respaldada por las FAR y la PNR|martinoticias.com
La fumigación durante la "Operación salud", respaldada por las FAR y la PNR|martinoticias.com

Una nueva tesis para explicar lo sucedido con 40 diplomáticos canadienses y estadounidenses ha sido desarrollada en Canadá y difundida por la prensa local y apunta directo hacia las fumigaciones por pesticidas.

De acuerdo al nuevo estudio, las afectaciones de salud a diplomáticos en La Habana se habrían producido debido a agentes neurotóxicos utilizados en la fumigación de pesticidas.

Recordemos que desde finales de 2016, un grupo de diplomáticos canadienses y estadounidenses que hacían vida en La Habana, se enfermaron de forma “inexplicable”, manifestando síntomas similares a los de una conmoción cerebral, por lo que desde un principio, se abordó el asunto como “ataques acústicos” que habrían generado dolores de cabeza, mareos, náuseas e incapacidad para concentrarse, además de escuchar zumbidos.

Desde entonces, Global Affaris Canadá, solicitó a un equipo de investigadores científicos en Halifax, afiliado al Brain Repair Center, la Dalhousie University y la Nova Scotia Health Authority, para estudiar los problemas de salud que enfrentaban los diplomáticos.

Según pudieron observar,  la región del cerebro que presentó daños, es responsable de la memoria, la concentración y el ciclo de sueño y vigilia, entre otras cosas, y luego analizaron cómo esta región podría llegar a lesionarse.

«Hay tipos muy específicos de toxinas que afectan este tipo de sistemas nerviosos… y estos son insecticidas, pesticidas, organofosforados y neurotoxinas específicas», dijo Friedman. «Entonces es por eso que generamos la hipótesis de que luego fuimos a probar de otras maneras».

«La hipótesis de trabajo en realidad surgió solo después de que obtuvimos la mayoría de los resultados», dijo el Dr. Alon Friedman, autor principal del estudio, en una entrevista.

En el estudio participaron 26 personas, incluido un grupo de control que jamás vivió en La Habana.

El equipo de investigación realizó una evaluación “exhaustiva” de los síntomas experimentados por los canadienses, que incluían análisis de sangre así como pruebas de imágenes cerebrales.

«[Los resultados] respaldan el diagnóstico de lesión cerebral adquirida en los diplomáticos canadienses y sus familias publicadas en Cuba», dice el informe del estudio.

Los científicos evaluaron a los sujetos antes y después de regresar a Cuba y el equipo vio cambios en el cerebro «que definitivamente se deben a ese momento cuando estaban en La Habana».

RECOMENDADO: Cuba refuta estudio sobre cambios cerebrales a diplomáticos tras ataques «acústicos»

El informe también examina diferentes escenarios de ataques neurotóxicos que ocurrieron en la historia, incluido el ataque con gas sarín del metro de Tokio en 1995 y la muerte del medio hermano del líder norcoreano Kim Jong-un en Kuala Lumpur en 2017.

Al cotejarlos, se percataron que esos casos fueron el resultado de exposiciones a altas dosis, que no se compagina con lo sucedido en La Habana.

En el caso de los diplomáticos, corresponderían a la exposición a dosis bajas, lo que lleva a los investigadores a examinar los efectos de los bloqueadores de la colinesterasa (ChE) en productos comerciales.

ChE es una de las enzimas clave necesarias para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Ciertas clases de pesticidas funcionan inhibiendo la ChE.

Al indagar en su tesis, descubrieron que desde el año 2016 – año en el que comenzaron las complicaciones de salud – Cuba había desplegado una “campaña agresiva” contra el virus Zika.

Reservistas fumigando con pesticidas ante epidemia de Zika / Archivo CPEM
Reservistas fumigando ante epidemia de Zika / Archivo CPEM

En las embajadas y residencias diplomáticas se desarrollaron fumigaciones con pesticidas cinco veces más que lo habitual. Incluso, de acuerdo a los registros de la embajada, llegaron a fumigar cada dos semanas.

Al realizar el análisis toxicológico de los diplomáticos canadienses, confirmaron la presencia de piretroides y organofosforados, dos compuestos que se encuentran en los pesticidas.

Además existía una relación entre los más afectados por los síntomas y el número de fumigaciones realizadas en su residencia.

También hubo una correlación entre los individuos más afectados por los síntomas y el número de fumigaciones que se realizaron en su residencia.

Si la tesis de pesticidas es correcta…

De ser cierta esta tesis, la investigación revelaría un problema de salud más complejo, afectando a una población más amplia, más allá de los diplomáticos y sus familias.

«[Continuaremos] la investigación de otras maneras para tratar de confirmar cuál de las toxinas es más tóxica, a qué niveles, muchas cosas aún no se conocen», dijo. «Es solo el comienzo de una investigación, pero es en lo que estamos trabajando ahora».

El equipo de investigación trabajará ahora colaborando con funcionarios cubanos para determinar si alguno de ellos sufrió lesiones cerebrales similares, ya que su estudio solo se centró en individuos canadienses.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Juan Manuel Obana Borges. J. M. OBANA BORGES / FACEBOOK

Muere médico cubano en baño del aeropuerto de París

La Habana Vieja entre los barrios más cool del mundo

Cuba tiene uno de los barrios más «cool» de mundo