in

¡En la calle! Profesor cubano denuncia que le robaron la casa y no tiene dónde dormir

El profesor ha denunciado en varias oportunidades y no ha tenido respuesta.

Alcides Mustelier vaga por las calles de Santiago de Cuba, sin hogar, víctima del robo de su casa.
Alcides Mustelier vaga por las calles de Santiago de Cuba, sin hogar, víctima del robo de su casa. Foto: CubaNet.
Loading...

Fue por una temporada a visitar a su mamá y al volver se dio cuenta de que lo habían dejado en la calle. Alcides Mustelier Guerrero tiene alrededor de dos años durmiendo en un cine de su vecindario, porque robaron su casa y se le llevaron hasta el techo.

Mustelier, profesor de ajedrez y zapatero, ha denunciado en reiteradas oportunidades ante los organismos policiales el robo de su vivienda, pero no ha visto resultados.

«Yo me pasé una temporada en casa de mi mamá y cuando volví para mi casa, pues ya no tenía casa. Se lo habían llevado todo, hasta los horcones, me dejaron el terreno vacío», contó el profesor. Añadió además que en esa ocasión acudió a la policía para exponer su caso, pero aún está esperando alguna solución. «Me dijeron que comenzarían las investigaciones, pero no ha pasado nada», dijo.

Loading...

Aunque Mustelier ejerció su profesión -Pedagogía en Ajedrez- durante un año, se tuvo que dedicar luego sólo a la zapatería. Cada vez que postula a un nuevo cargo de docente para poder rehacer su vivienda, le niegan la oportunidad porque no tiene la Certificación de Notas, según comentó Yordanis Labrada Téllez, amiga de Mustelier, al diario CubaNet.

El profesor cubano duerme en un cine de la localidad desde hace dos años. Foto; CubaNet.

Labrada ofreció posada al profesor en varias oportunidades para compartir comidas, desde el momento en que lo vio dormir en el cine de la comunidad donde reside.

Loading...

Mustelier es reconocido por su buen trabajo con el calzado. «Mil veces he remendado mis zapatos con Alcides, trabajaba en el pueblo de Songo, pero de repente dejó de trabajar allí», comentó José Armando Martínez. Esa ‘desaparición’ del profesor cubano se debe a la falta de capital para poder invertir en materia prima.

«Yo tengo patente de cuentapropista, pero no puedo trabajar en eso tampoco porque necesito una buena inversión. Sin hacer otra cosa, ¿cómo voy a conseguir el dinero?», se pregunta.

Por lo pronto, el profesor cubano se niega a volver a casa de su madre; insiste en permanecer en su domicilio, en Ricardo Rizo #200, Songo la Maya, Santiago de Cuba, aunque no tenga techo. Para él, mudarse con su progenitora significará que dejará de luchar por reconstruir su casa y el esfuerzo de dos años habrá sido en vano.

«He sido objeto de burlas. Las personas crueles me humillan. Me siento como una basura y yo no estoy loco. Soy un hombre joven desesperado por mejorar su vida, pero nadie me ayuda», lamentó. «Yo no soy un vago o un inadaptado social. Yo soy un profesional y he trabajado muy duro a cambio de nada. ¿Dónde está la ‘revolución’?, estoy esperando que aparezca», concluyó.

Lee también: Arrestan a dos profesores por fabricar drogas dentro de una universidad en EEUU.

Redacción Cubanos por el Mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los médicos cubanos evitan dar declaraciones a la prensa para no ser señalados por el régimen.

Médico cubano es amenazado por el régimen por declarar a la prensa independiente

El activista denunció los abusos por parte de organismos policiales.

Intensifican la represión contra activistas cubanos en varias provincias de la Isla