in

Camagüey y Matanzas se disputarán la final de la Serie Nacional de béisbol

El estadio Victoria de Girón se desbordó de matanceros que llegaron para apoyar a su equipo, lo que significó un tremendo apoyo moral.

El camagüeyano Leslie Anderson, en un repleto estadio Latinoamericano
El camagüeyano Leslie Anderson, en un repleto estadio Latinoamericano / Foto: Diario de Cuba
----- Publicidad ---

Matanzas y Camagüey se medirán para saber quién será el gran vencedor de la Serie Nacional de Béisbol, luego de que los Cocodrilos vencieran a los Leñadores tuneros consiguiendo el boleto a la Gran Final.

El estadio Victoria de Girón se desbordó de matanceros que llegaron para apoyar a su equipo, lo que significó un tremendo apoyo moral.

Los dos contratados en la Liga profesional japonesa que se encuentran en sus filas descollaron a la ofensiva. Yurisbel Gracial con sencillo y triple en cuatro oportunidades, con cuatro carreras impulsadas, y el enmascarado Ariel Martínez, con tres hits en cinco turnos, detalla Diario de Cuba.

En la lomita, el zurdo Yoanni Yera no tuvo la mejor de sus salidas, al soportar cuatro anotaciones en cinco episodios, pero recetó ocho ponches, para llegar a la marca de 1.000 en su carrera deportiva.

De esta forma, los Cocodrilos de Matanzas, ocupantes de la última posición en la pasada serie, regresan a una final después de seis años de ausencia, bajo las riendas del mentor debutante Armando Ferrer, uno de los miembros de la dirección del último equipo de esa provincia que se proclamó campeón, con el nombre de Henequeneros, hace ya 29 años.

OTRAS NOTICIAS: ¡Indignante! Suspenden juego de béisbol en Cuba por falta de pelotas

Sus rivales, los Toros camagüeyanos, estaban a la espera de conocer su adversario desde el martes, cuando contra todo pronóstico se colaron en la final, al barrer en tres partidos a los favoritos Industriales, incluyendo dos victorias en el Coloso del Cerro.

Por primera vez en mucho tiempo, más de 100.000 aficionados entre ambas jornadas volvieron a repletar las gradas en el estadio de Matanzas.

Ambas semifinales fueron recortadas a cinco juegos —y no siete— ante la premura para solicitar los visados para asistir a la Serie del Caribe en Puerto Rico, algo que al final se ha frustrado, terminando en un cruce de acusaciones entre las autoridades deportivas cubanas y el Comisionado regional.

Los partidos de las semifinales han demostrado la gran pasión que siguen sintiendo los cubanos por el béisbol, a pesar de las continuas decepciones en torneos internacionales, a la incapacidad manifiesta de sus dirigentes deportivos, y a la ausencia de las mejores estrellas, dispersas por diferentes ligas profesionales.

Los choques más recientes de la Serie Nacional han sido seguidos con tanto interés que los estadios han llegado al límite de sus capacidades, en alguna ocasión, incluso varias horas antes del comienzo de los partidos.

El próximo sábado, Toros y Cocodrilos disputarán la corona en una final inédita al mejor de siete partidos, comenzando en el terreno del Cándido González, de Camagüey.

Redacción Cubanos por el Mundo

----- Publicidad ---

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Piden retorno de médicos cubanos en Bolivia, según Evo Morales

Más de $100 millones pagó Evo Morales a Cuba por servicios médicos, espionaje y adoctrinamiento

Un avión Boeing 737 con 180 pasajeros se estrella cerca del aeropuerto Imam Khomeini en Teherán

Ucrania investiga si avión siniestrado en Irán fue impactado por misil