in

Coronavirus: Un negocio médico para los más vivos

Empresas chinas que exportan mascarillas dicen que la fabricación es como “una imprenta de billetes”

para muchos, el brote del coronavirus no ha sido más que un negocio
El negocio del coronavirus ha sido de lucro económico o un negocio para muchas empresas/ Foto: NikolayFrolochkin Pixbay

Alcohol antiséptico, gel antibacterial, jabones, pañuelos desechables, mascarillas o nasobucos y guantes, son de los productos que en las últimas semanas, tras el brote de la pandemia del coronavirus, han adquirido gran demanda en el mercado mundial.

Muchas empresas, han hecho de esta terrible enfermedad un negocio, de hecho, algunas empresas han cambiado el rubro al que se dedicaban para incorporarse a la industria de la elaboración de materiales desechables.

Las medidas básicas de prevención recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), insta al lavado de manos constantemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón, para matar el virus.

Esto ha provocado que la demanda de productos a base de alcohol se incrementen, y por ello, no solo los fabricantes, sino algunas farmacias han elevado el costo al doble o al triple, además de los nasobucos que en algunos países están en escasez.

El negocio de “fabricar dinero”

De acuerdo con cifras ofrecidas por 24matins.es, China produce cerca de 116 millones de mascarillas al día, la mayoría destinadas a la exportación.

Para algunos empresarios chinos, la pandemia del coronavirus, ha traido beneficios del tipo económico mediante la exportación de las mascarillas nasobucos, e incluso han tildado que la elaboración de las mismas “es como fabricar dinero”.

La alta demanda mundial dio pie a nuevos fabricantes en el país asiático.

Shi Xinghui, director de ventas de una empresa con sede en Dongguan, indicó que el fabricar mascarillas es como “una imprenta de billetes”

“Una máquina para fabricar mascarillas se ha convertido en una imprenta de billetes. Su margen de beneficio se ha multiplicado, subiendo a varios céntimos de euro por unidad, contra menos de un céntimo antes. Producimos entre 60.000 y 70.000 mascarillas al día. Es como fabricar dinero”.

El empresario Qi Guangtu invirtió más de 6 millones de euros en su fábrica, que está abierta “día y noche” fabricando mascarillas sin parar.

“La rentabilidad no es un problema”, afirma Qi quien alega haber recibido 200 pedidos por un valor total de 100 millones de yuanes (más de 14 millones de dólares).

El costo de estar sano

El coronavirus, no solo ha sido “el negocio redondo” para los fabricantes, también para algunos centros clínicos que han aumentado el costo de las consultas en pacientes que tienen sospecha de haber contraído la enfermedad, incluso han incrementado el costo en los exámenes de laboratorio.

Tal ejemplo es el de un hospital ubicado en Hialeah, el cual llegó a cobrar hasta 150 dólares por las pruebas de coronavirus, el cual está siendo investigado por  por supuesta adulteración de precios en los servicios de salud pública, según informó el gobernador de Florida Ron DeSantis.

DeSantis tachó el hecho como inaceptable, porque vulnera aún más a la población ante el brote pandémico, que ha atacado al estado de Florida con más de 4.000 personas infectadas y 56 fallecidos.

El gobernador aseguró que la fiscal general Ashley B. Moody investigaría al hospital en cuestión y a cualquier otro que cometiera un acto especulador en estos momentos.

No todos se aprovechan de la crísis

Uno de los síntomas más peligrosos del coronavirus es el desarrollo de neumonía, o un daño pulmonar grave

Según las últimas cifras, entre las personas que mueren por la infección (alrededor del 3,4% de todos los pacientes), la mayoría sufre de neumonía, una infección pulmonar que hace que las vías aéreas se llenen de líquido.

Los respiradores son fundamentales para el tratamiento del coronavirus, pro lo que la demanda de estos aparatos ha aumentado significativamente, incluso, empresas automotrices se quieren incorporar a la fabricación de los mismos.

Sin embargo, Sea-Long Medical Systems Inc., que puede aprovechar la demanda, no lo hice, por el contrario, siguen vendiendo su “respirador” modificado al mismo precio de siempre.

La compañía, Sea-Long Medical Systems Inc., generalmente recibe entre 40 y 50 pedidos por semana, pero lo venden en cuestión de minutos.

“Alguien llamará y querrá 500 o 1,000”, dijo Christopher Austin, presidente de Sea-Long y agregó que la compañía ha ido a dos turnos de 10 horas y está aumentando rápidamente la producción en su fábrica en Waxahachie, Texas.

Mientras tanto, la compañía está limitando el número de unidades por pedido, por lo que “todos obtienen algunas”,

añadió Austin.

Sea-Long está vendiendo su dispositivo por 162 dólares, como desde antes de la pandemia, incluidos los artículos necesarios para modificarlo para el uso de Covid-19, dijo.

Cifras del coronavirus

El mundo está minado de coronavirus, ya se registran 704.095 casos positivos de coroanvirus, 33.509 muertes y 148.824 paciente se han recuperado, según el informe de la Universidad Johns Hopkins.

Lea también: Nuevo récord de muertes en España por coronavirus: 838 en 24 horas

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"No vayamos más al fútbol" si los jugadores no quieren bajar sus sueldos

«Si las estrellas del fútbol no aceptan rebajarse las millonadas que cobran, no vayamos más al fútbol»

Podrían importar a Valencia médicos cubanos

En Valencia, España analizan importar médicos cubanos pero “hay resistencia”