in

Coronavirus obliga a los granjeros de Florida a desechar alimentos que no pueden vender

A diferencia de la harina o el azúcar, las frutas y verduras se deben cosechar, encerrar en cajas, enviar y vender rápidamente, o en absoluto.

Florida
Coronavirus obliga a granjeros de Florida a desechar alimentos. Foto: Agua y Suelo/Flickr

El coronavirus ha afectado hasta la agricultura; los granjeros en Florida se verán en la penosa obligación de desechar los alimentos que no puedan vender.

Según informa Miami Herald, el cierre total de la industria hotelera, para frenar la propagación del coronavirus, significa que los agricultores que cultivaron para estos lugares, están atrapados con millones de libras de productos que pronto se dejarán morir.

Por ejemplo, un tractor con una cuchilla de 35 pies cortó un millón de libras de judías verdes listas para ser cosechadas en los campos Pahokee de RC Hatton, en Florida.

Esos cultivos deberían haber estado yendo a restaurantes, cruceros, cafeterías escolares, aerolíneas e incluso parques temáticos del sur de la Florida. En cambio ahora, van a la tierra.

“Y tengo otro millón que no puedo cosechar que se reducirá en los próximos tres días”, dijo el presidente de RC Hatton, Paul Allen.

Incluso los bancos de alimentos, los comedores populares y las misiones de rescate, que han visto un aumento de trabajadores desempleados que hacen largas filas para cajas de frutas y verduras frescas donadas, están saturados de donaciones agrícolas.

Campos de Agricultores. Foto:Ruben/Flickr

“Es catastrófico”, dijo Tony DiMare, vicepresidente de la compañía de tomates DiMare, de tercera generación . “Es una situación grave, y no hay alivio a la vista”.

Al igual que muchas granjas, el negocio de DiMare se divide entre el cultivo de productos para tiendas minoristas como supermercados y directamente a la industria de servicios de alimentos.

Cuando se ordenó el cierre de los restaurantes durante la noche, aproximadamente la mitad de sus 1.300 acres de tomates, principalmente en Homestead, no tenían compradores.

“Se trata de un producto perecedero”, dijo DiMare, y “el reloj está corriendo.”

A diferencia de la harina o el azúcar, las frutas y verduras se deben cosechar, encerrar en cajas, enviar y vender rápidamente, o en absoluto.

Sin nadie para comprar el producto, las granjas de RC Hatton han tomado la difícil decisión de arar en muchos de sus campos.

Cosechar esa fruta puede costar más del doble que simplemente arrasarla.

Lea también: Casados por 65 años, enfermaron de coronavirus juntos y se recuperaron

Los trabajadores que generalmente ganan entre $ 15 y $ 17 por hora, pagados por la cantidad que eligen, en su lugar ganan un salario mínimo haciendo trabajo de campo.

Por lo tanto, un millón de libras de judías verdes y cuatro millones de libras de repollo en RC Hatton se convertirán en mantillo en los próximos días.

DiMare estima que para el final de la temporada de crecimiento, aproximadamente 10 millones de libras de sus tomates quedarán sin recoger.

“Es devastador para la agricultura en Florida”, dijo Allen. “No hay demanda, y se está quedando en los campos”.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

coronavirus

Conozca la técnica de respiración que ayuda a aliviar los síntomas del coronavirus

Tres rostros cubanos dentro del IPK

Tres rostros cubanos dentro del IPK