in ,

Suspenden en Cuba las visitas y los “pabellones” en centros penitenciarios del país

A partir de ahora, la comida enviada a las cárceles de Cuba para los reos debe estar sellada en sus envases originales.

Suspenden en Cuba las visitas y los "pabellones" en centros penitenciarios del país
Suspenden en Cuba las visitas y los "pabellones" en centros penitenciarios del país. Foto: ABC de España

La dictadura castrista a través de la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones del Ministerio del Interior de Cuba decidió suspender las visitas familiares en los centros penitenciarios.

Asimismo, se restringió los alimentos que reciben mensualmente los reclusos en medio de la crisis de COVID-19 que afecta a la mayor de la Antillas.

La institución castrista informó que, a partir de ahora, la comida enviada a los centros penitenciarios de Cuba para los reos debe estar sellada en sus envases originales. De igual manera, quedó prohibido hacerles llegar alimentos preelaborados.

Consecuencias de la medida para los presos cubanos

Un reporte de Radio Televisión Martí precisa que, los familiares de los presos y los activistas de derechos humanos consideran que estas medidas traerán consecuencias negativas.

En ese sentido, afirmaron que muchos de los encarcelados dependen de la comida que les envían los familiares conocida como “la jaba” dentro de los centros penitenciarios de Cuba.

El dirigente político de la UNPACU, Ovidio Martín Castellanos, quien estuvo preso hasta febrero en la prisión de Aguadores en Santiago de Cuba, lo vivió en carne propia.

“Los presos sobreviven con lo que les llevan los familiares porque la alimentación que provee la prisión es mínima y de pésima calidad”.

comentó Martín Castellanos.

Incomunicados

Por su parte, Yamilka Abascal, esposa del preso político José Rolando Cásares Soto, indicó que desde hace 10 días no habla con su esposo porque la pandemia complica las comunicaciones desde el penal.

El encarcelado es miembro de la Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana, y cumple una condena de cinco años por el “delito de desacato”. Actualmente está en la prisión del kilómetro cuatro y medio de la carretera de San Juan y Martínez, en Pinar del Río.

“Las autoridades permiten nada más entrar confituras y productos en conserva. En realidad, no hay nada como para que uno pueda llevarle todas las cosas que necesita”.

afirmó Abascal.

Situaciones como esta se repiten en los centros penitenciarios de distintas provincias de Cuba. Esto ante un sistema carcelario tercermundista reflejo de la mala administración comunista de los Castro.

LEE TAMBIÉN: Régimen de Cuba niega que trafique drogas junto a Maduro

Redacción Cubanos por el Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

osos pandas

La soledad en el zoológico empujó a dos osos pandas a aparearse luego de 10 años

Cornelia Ras

Con 107 años, Cornelia Ras se convierte en la mujer más anciana en vencer al coronavirus