in

Crisis por COVID-19 deja en el limbo a miles de “turistas” cubanos en Rusia (+Video)

Cubanos varados en Rusia por coronavirus
Cubanos viven en condiciones críticas en Rusia /Foto: Captura de Video

Aunque viajen como “turistas”, los cubanos llegan a Rusia en búsqueda de un mejor futuro, en el que puedan ayudar a su familiares en Cuba, haciendo compra de mercancías que para revenderla en la Isla; pero el COVID-19 cambió sus planes, porque ahora están varados y sin trabajo.

Hacer turismo para los cubanos es casi un sueño, pues la crisis económica impulsada por la dictadura castrista no deja espacio para el ahorro, el sueldo solo alcanza para adquirir unas pocas cosas para alimentar a la familia.

“Al cubano dale trabajo, que hace lo que tenga que hacer, pero que nos paguen”,

comenta Yuvani Marquetti Elías, natural de Alquizar, en una casa a las afueras de Moscú.

Cabe destacar que, desde 2013 cuando Cuba derogó el “permiso de salida”; cada año, más de 25.000 cubanos arriban a Rusia, ya que no se les exige un visado durante tres meses, pero de ellos solo un 25% aproximadamente se inscribe ante las autoridades migratorias rusas, según los datos del Sistema Unido de Estadísticas de Rusia (EMISS).

En vez de visitar los lugares para hacer turismo en Rusia, los cubanos descubrieron los mercados mayoristas de Moscú, donde pueden adquirir desde ropa y calzados hasta productos que escasean en Cuba lo que los incita a ejercer como “mulas”.

Otros van a Rusia con el propósito de buscar trabajo, principalmente en la construcción, pero la pandemia del coronavirus dejó encerrados a los cubanos en Rusia, debido a que esta nación cerró su fronteras terrestres y aéreas, y prohibió a sus ciudadanos la circulación bajo medidas confinatorias a quienes estén en país, lo cual les impide a los cubanos hacer las dos únicas cosas posibles: trabajar para sobrevivir o regresar a Cuba.

Son muchas las “mulas” cubanas que se han quedado varadas en Moscú, de los cuales la mayoría ni siquiera domina el idioma y tampoco conocen la ciudad.

El periodo de viaje de las “mulas” a Rusia suele ser corto, de apenas una semana habitualmente, porque las estadías largas no son rentables ya que requiere de muchos gastos.

Pedro Luis García, un cubano que vive en Rusia desde casi una década, apoya a sus connacionales con asesoría legal y ayuda alimentaria. Dice que los cubanos se han sometido a situaciones en las que más de veinte personas llegan a vivir en un pequeño apartamento en la que duermen sobre las colchonetas de unas pocas literas.

Aunque las habitaciones sean pequeñas, la necesidad en la Isla continúa, por lo que no es una opción vender la mercancía que abarrota los pasillos del departamento, pues esa se debe vender en Cuba.

Pero los supuestos turistas cubanos no son los únicos que se ven en aprietos; los nativos de Cuba que decidieron hacer vida en Rusia y empezar de cero, tienen desde hace dos meses la situación “apretada”.

En testimonios llenos de tristeza, la cubana Yadira Mendoza revela las dificultades que han vivido, en un apartamiento donde vive junto a su esposo, su hermano y otras tres personas, al margen de la situación irregular, pero volver a Cuba ni se plantea, ya que muchos hasta vendieron sus casas.

Por su parte, Pedro Luis añade que muchos cubanos son objeto de mafias y estafas, pues su situación de desconocimiento de las leyes y el idioma, los hace más vulnerables

En este orden, cubanos como Yuvani dicen que se siente estafado por la idea que le vendieron: “nosotros vinimos con la idea de salir adelante, de trabajar”.

En medio de la ira e indignación, reveló que, apenas le han llegado a pagar 3.000 rublos (menos de 50 dólares) por dos meses de trabajo en una tienda, en la que se aprovecharon de su condición de inmigrante.

En Rusia, la cubana vive junto a su familia en un hogar a medio construir que les cuesta 36.000 rublos (unos 500 dólares), una cantidad que no tienen y lejos del objetivo han tenido que solicitar apoyo desde Cuba para pagar el alquiler.

El ángel de la guarda rodea y se llama Pedro Luis, pues proporciona junto a otros voluntarios alimentos para los cubanos varados en Rusia.

Aunque es poco lo que este hombre puede ofrecer por sus pocos ingresos, la ayuda se agradece, pues ahora, los más necesitados pueden tener dos bolsas llenas de macarrones, harina, aceite, especies, cebollas, huevos y un pollo, pero también productos de higiene.

Como los grupos antes expuestos, están varados en Rusia, pero algunos cubanos tienen peores condiciones, donde al menos están 39 personas y un niño, conviviendo en un hogar sin calefacción, sin agua y con el baño en el exterior, que esperaban una ayuda social.

“Durante el tiempo que llevo haciendo esto me han contactado alrededor de 500 personas”,

dijo Pedro Luis.

Según lo que explica el abogado, la mayoría de los que van de Cuba a Rusia, se “lanzan a la aventura” sin asesoría legal o nociones de los trámites necesarios para arreglar su estatus migratorio, que incluso para los que tienen algún conocimiento el proceso resulta arduo.

“Es como un laberinto sin salida”,

indica desesperada Idalmis Moreno, quien tiene dos años tratando de estabilizar su situación migratoria.

Para ella, no sirvió de nada iniciar un proceso para sus trámites, pues espera que las autoridades rusas le den una respuesta, y en caso de que llegue, no tiene caso porque se acabó el dinero para continuar el papeleo.

Lea también: Escasez de crema dental obliga a un cubano a cepillarse los dientes con jabón

La familia completa se fue a Rusia, ella vive con su esposo, su madre de 78 años con múltiples enfermedades, donde además está su hija junto a su pareja con las tres nietas que hace dos años no estudian.

“Duele ver a esa gente en esas condiciones, dos años tratando de legalizar su situación”,

comenta Pedro Luis.

Aunque la hija de Idalmis ha tratado de regresar a Cuba con su familia, la renovación de los pasaportes los deja fuera de rango, porque tienen que invertir al menos 32.000 rublos (cerca de 438 dólares), para cuatro personas y esto para ella y su esposo es imposible.

Por otra parte, en medio de la crisis por el coronavirus, si llegaran a tener los pasaportes en mano, la prohibición de los vuelos tampoco los dejaría volver a la Isla.

El cónsul de Cuba en Moscú, Eduardo Lázaro Escandell Santana, dice que la sesión consular tiene “comunicación permanente” con todos los cubanos que han contactado con la misión diplomática, para ofrecerles orientaciones para prorrogar su estadía o regularizar su estatus migratorio.

Recalca asimismo que se les ha ofrecido opciones “para atender las necesidades de quienes tienen dificultades financieras y de alojamiento”.

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

José Daniel Ferrer en conversación con Díaz-Balart: "Quisieron quebrantar mi voluntad, pero no lo consiguieron"

José Daniel Ferrer en conversación con Díaz-Balart: “Quisieron quebrantar mi voluntad, pero no lo consiguieron” (+Video)

Miami y Hialeah reinician actividades económicas este miércoles (+VIDEO)

Miami y Hialeah reinician actividades económicas este miércoles (+VIDEO)