in

Despiden a funcionaria por “presuntamente negarse a manipular datos de COVID-19”

Rebekah Jones trabajaba en el Sistema de Información Geográfica (SIG) en la División de Control de Enfermedades y Protección de la Salud del Departamento de Salud de Florida

despido Rebekah Jones departamento salud
La funcionara alertó sobre su despido injustificado a los medios. Foto: Miami Herald

Las especulaciones sobre la manipulación de datos de coronavirus en Estados Unidos no son nuevas. Sin embargo, la denuncia sobre el despido de Rebekah Jones del departamento de salud de Florida, por no prestarse a cambiar las estadísticas, hace que la tensión se incremente para el gobierno de Donald Trump.

El pasado 5 de mayo se hizo pública de denuncia de Jones sobre su retiro del proyecto. Era gerente del Sistema de Información Geográfica (SIG) en la División de Control de Enfermedades y Protección de la Salud.

Le puede interesar: En plena reapertura económica, Florida registra más de mil nuevos casos de COVID-19 en 24 horas

Despido de Rebekah Jones del departamento de salud de Florida

De acuerdo con sus declaraciones, es la creadora del mapa en tiempo real de casos de COVID-19 de departamento de salud de Florida. Cuando los republicanos pidieron la apertura de las fronteras para reactivar la actividades económica, le pidieron presuntamente mejorar las cifras de contagios y fallecidos para hacer posible la reapertura.

Jones dijo que se negó por completo y por lo tanto fue retirada de su cargo de forma obligatoria. Debido a la “injusticia” envió un correo electrónico a los medios para pedir visibilizar de su caso.

Las acusaciones son sumamente sensibles ya que se está hablando de “ofensas gubernamentales contra la información vital”. Además de una evidente limitación de las estadísticas de la pandemia en el estado. En consecuencia ahora se pide al Congreso que investigue lo sucedido a profundidad.

“No es científica, es periodista”

La polémica se desató el pasado 20 de mayo y de inmediato las organizaciones estallaron en contra de la administración del gobernador de Florida, Ron DeSantis. Rapidamente llegó la versión oficial de las autoridades.

Fue el mismo DeSantis el que aseguró que Jones no fue la creadora del portal de casos en tiempo real ya que no es científica. Reveló que tiene un título en periodismo, comunicación y geografía. Sobre la causa de su despido, informó que tuvieron que tomar la medida ya que los científicos detectaron que estaba ingresando datos no válidos al sistema.

Luego su portavoz Helen Aguirre Ferré, se apresuró a decir que la principal causa de despido de Jones fue la mala conducta.

“Rebekah Jones siguió un curso repetido de insubordinación durante su tiempo en el departamento, incluidas sus decisiones unilaterales de modificar el tablero de instrumentos COVID-19 sin el aporte o aprobación del equipo epidemiológico o de sus supervisores”.

En redes sociales los usuarios se dividen en opiniones, para muchos Jones es una valiente por exponer lo que realmente está pasando dentro del departamento de salud de Florida, mientras que otros la ven como una “rebelde” que quieren venganza.

Le puede interesar: Florida ya sabía sobre la posibilidad de una pandemia de COVID-19, pero no lo advirtieron

Lo que queda claro es que las afirmaciones de Jones ponen en duda la veracidad de las cifras presentadas en el tablero de coronavirus de Florida. De momento organizaciones, como Nueva Mayoría de Florida y Dream Defenders, presionan a las autoridades para aclarar lo sucedido e investigar lo que realmente está pasando con las estadísticas de Florida.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Díaz-Canel considera que la respuesta de Cuba a la COVID-19 es “dignísima”

Díaz-Canel considera que la respuesta de Cuba a la COVID-19 es “dignísima”

Las Tunas: 91 personas juzgadas en lo que va de año; 60 mil "requeridas por la policía"

Las Tunas: 91 personas juzgadas en lo que va de año; 60 mil “requeridas por la policía”