in

Ex correveidile de Mariela Castro critica a Haydée Milanés y se revela experto tomeguín en espera del alpiste de la infanta

A Alberto Roque Guerra, el ex correveidile en el CENESEX de Mariela Castro, le entró la víspera un ataque de nostalgia por el puesto que le tumbó el lamebotas y corrupto de Manuel Seijido y con la mirada puesta en un próximo regreso a la teta que tanto chupó hasta hace algunos años, criticó una nota publicada por la cantante y compositora Haydée Milanés en el blog Tremenda Nota donde, más que nada, este calvo manigüero se reveló experto tomeguín en espera del alpiste que, quizás, un día, le vuelva a dar en su boca Mariela Castro

«Por favor, que alguien cercano a Haydée Milanés le de un cursillo breve de cómo funciona el Sistema Jurídico Cubano,» comenzó diciendo este cambia casaca de siempre y reconocido como el perrito faldero más fiel de la Duquesa del Moco Pegao, y Condesa de Garrapata Ville.

Descendiente del Hombre del Guatacón y reconocido entre sus colegas por andar siempre interesado en una mano que le arrojase un ridículo hueso del cual alimentarse, Roque Guerra se demostró experto en el artículo 68 del proyecto de Constitución, porque se conoce que un ex lo abandonó recientemente por ser muy malo en el 69.

«Despreciable y arrogante», así lo define uno de sus amigos – y si lo define así un amigo, ¿qué podemos esperar de sus enemigos? – quien asegura, jura y perjura que esta «crítica» de Roque Guerra a Haydée no es para demostrar erudición sobre el tema, sino para ganarse favores de la infanta Marielita, a quien veló como la niña de sus ojos siempre; a la que nunca le dijo NO, y a quien sin dudas le sobran motivos para ser criticada. El último de ellos por el Día de África, cuando la hijita de Papá y Mamá, y sobrina de Barbapapá Jotavich, se enganchó un turbante en la cabeza, se tiznó la piel y banalizó siglos de explotación y racismo.

Ese día, este monaguillo de la Santa Sede, ubicada en 10 y 21 en el Vedado Habanero, no le dijo nada a Doña Mariela; como tampoco le ha dicho nada acerca de unas supuestas pruebas que ella dice poseer con relación a la organización de la marcha del 11M del 2019, pero prefiere ir en contra de Haydée, por lo que él piensa que fue un lapsus de la cantautora.

La caraira caribeña de Roque Guerra, hace caso omiso al hecho incuestionable de que Haydée Milanés es, hoy por hoy, tal vez la artista cubana más comprometida con su generación y su tiempo, y fiel a su estilo de olfateador de culos de jerifaltes castristas o simuladores castristas, reconoce que «si esto es el resultado de un activismo «alternativo» él seguirá «en la búsqueda de OTRAS alternativas,» que es algo que siempre hizo: ver a que tiburón se enganchaba él, lamprea.

Para que nadie tenga dudas de la catadura moral de esta mojarra sin pelo, téngase en cuenta que, cuando fue expulsado del CENESEX se dedicó en cuerpo y alma a hablar mal de todos y de todo, excepto de Mariela, al menos no públicamente, pero ahora parece que se quedó sin ahorros o intenta como meretriz sin folículos pilosos, renacer como el Ave Fénix.

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sexto buque iraní

EEUU impide que 2 buques entreguen gasolina iraní a Maduro

ultimátum de Trump a la OMS

EEUU «pondrá fin» a su relación con la OMS, afirma Trump