in

María Sosa: Una cubana que vivió en dos siglos

María Sosa recordó con tristeza para el mencionado medio los tiempos de guerra, la hambruna constante y la pobreza que ha vivido y aún vive su pueblo.

María Sosa
María Sosa: una cubana que vivió en dos siglos. Foto: Venceremos.cu
Loading...

María Sosa, mulata guantanamera, cuenta historias sobre el siglo vivido a sus 101 años cumplidos este 13 de junio. Se puede decir que esta mujer es una cubana que vivió en dos siglos.

El pasar de los años ha dejado huellas imborrables que aún con su lento y encorvado andar, cuenta en un tono de voz apacible. Su buen humor la caracteriza y agradece haber visto crecer cuatro generaciones de su familia, quienes aún en medio de la pandemia les hacen llegan sus sentimientos de afectos en la distancia.

María Sosa se considera una mujer feliz, y acepta que sus experiencias dolorosas también forman parte de lo que hoy es, pues haber nacido y crecido en dictadura no le ofreció muchas opciones en su vida, pero si le enseñaron a disfrutar cada día y sacar siempre lo mejor de sí misma. María Sosa es la más anciana en La Loma del Chivo, Guantánamo y con una perspicacia encantadora que ha permitido conocerla más a fondo.

Loading...

Relata el medio Venceremos que los hijos de Maria Sosa se enorgullecen de recibir sus consejos, la ven como una enciclopedia, gracias a su gran lucidez los entretiene recordando y contando sus historias mozas. Siempre habla de su único hermano, de los juegos de su época en las calles Antonio Saco entre Jesús de Sol y Prado; el camino hacia la escuela por las carreteras de tierra; las eternas lluvias de mayo, que enlodaban todo el lugar, impidiendo el paso, por el riesgo de quedarse atorado en el lodo.

La Loma del Chivo en Guantánamo. Foto: Timba

María Sosa, habla también sobre las diferencias en las clases sociales de la neocolonia y sobre su distribución, ya que no se mezclaban unos con otros, sino meramente para fines comerciales; en calle Antonio Saco se ubicaban los cubanos, en Sol los haitianos, en Oriente los jamaiquinos y gallegos, también había chinos y árabes.

Loading...

Durante su infancia aprendió a lidiar y a desenvolverse dentro de una sociedad donde solo había mulatos, pues había una afianzada discriminación donde pobres, ricos, blancos, mulatos y negros, tenían su lugar, lo que no significaba problema alguno, pues todos estaban acostumbrados a su modo de vida. También reconoció con gran emoción haber visto crecer a su pequeño Guantánamo, territorio siempre olvidado por el régimen de su época, gracias al apoyo de los inmigrantes que allí residían.

María Sosa recordó con tristeza para el mencionado medio los tiempos de guerra, la hambruna constante y la pobreza que ha vivido y aún vive su pueblo.

LEA TAMBIÉN: Otaola: “El funeral de la vedette cubana Rosita Fornés en Cuba no estuvo a su altura” (+VIDEO)

También se refirió a los buenos momentos, aunque pocos, pero pudo evocar aquellos bailes cuando era miembro de la Sociedad Cultural de Mulatos, donde en medio de danzas y alegrías, conoció al hombre con el cual compartiría su vida. Los días de fiesta en las barriadas de los changüiceros, donde conoció al padre de Chito y Arturo Latamblet, al septeto Los caballeros, a Juaniquita Matos, madre de Elio Revé, y a los cultores de la actual Tumba Francesa Pompadur Santa Catalina de Ricci, única en la Loma de Chivo, conformada por descendientes de esclavos africanos y creada por Mamaita, una negra que amamantó al hijo del santiaguero Emilio Bacardí, quien en agradecimiento le regaló ese local que lleva el mismo nombre.

Esta dama antañona revela parte de la vida de Guantánamo, sus orígenes y sus personalidades que hoy forman parte de su historia; aquellos con los que compartió acontecimientos, vivencias, como la famosa Juaniquita va a llover, hija de Paula que desde niña tenía temores o “demonios” que le provocaron desgracia a su familia.

María nació en 1919, es decir, ha vivido entre dos siglos: el XX y el XXI, ha lamentado muchas cosas y agradecido otras, dice tener aún más que contar, pues se siente mental y físicamente activa, ella misma se baña, se peina y atiende la cocina en casa y añade que si pudiera celebraría su cumpleaños al son de una buena danza.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by Eleana Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Combinado Cárnico de Mayarí

En plena escasez con la carne de puerco, se echan a perder 26 mil libras en Ciego de Ávila ¿Quién es el culpable?

Unión Europea criticó restricciones a la libertades en Cuba en su informe anual sobre DDHH

Unión Europea criticó restricciones a la libertades en Cuba en su Informe Anual sobre DDHH