in

Granma insiste en la batalla contra «los 40 mil coleros», pero al verdadero Alibabá nadie lo toca

Granma insiste en acabar con el fenómeno de los 40 mil coleros mediante un enfrentamiento «efectivo y contundente», pero, ¿quién acaba con el verdadero Alibabá?.

Alibabá y los 40 mil coleros
Granma insiste en la batalla contra "los 40 mil coleros", pero al verdadero Alibabá nadie lo toca. Foto: Cubanos por el Mundo
----- Publicidad ---

Alibabá y sus «40…mil coleros», así titula Granma su más reciente publicación sobre un mal que admiten, «no es nuevo, pero se manifiesta como nunca antes», en tal sentido emprenden la batalla mediática contra la consecuencia, sin mencionar nunca la causa; porque al verdadero Alibabá, nadie lo toca.

«Lo que da a nuestras colas una lamentable peculiaridad: el laberíntico entramado de personas que ha sacado a la luz contravalores que nada tienen que ver con los principios defendidos por la sociedad cubana», afirma Granma en unas líneas que rayan en lo cínico. Primero, asumir las colas como algo autóctono al denominarlas «nuestras», como si se tratara de un logro o un emblema que identifica al país positivamente. Granma defiende con orgullo las horas y horas que pasan los cubanos bajo sol, lluvia y calor para comprar una miseria. Segundo, afirmar que lo único lamentable de las colas, es que ahora han sacado a la luz, contravalores que no identifican a la sociedad cubana, de resto son maravillosas.

Imagen que usa Granma para ilustrar el artículo Alibabá y los 40 mil coleros. Foto/Oval

Granma se enfoca en librar la batalla contra los 40 mil coleros, porque según esta prensa oficialista, son ellos los responsables de «actividades económicas ilícitas, con modus operandi que van desde la especulación y el acaparamiento, hasta la venta de turnos e indisciplinas», sin embargo no menciona el periódico castrista que mientras todo esto ocurre, el verdadero Alibabá, que fue puesto a dedo en el poder, comete otro tipo de atropellos y abusos contra el pueblo, solo que con la licencia para hacerlos.

VEA TAMBIÉN: Descemer Bueno arremete contra el régimen cubano: «Gobierno racista de mierda» (+VIDEO)

Los coleros existen porque sencillamente existen las colas, y las colas no las provocó el pueblo cubano precisamente, y aunque la existencia de las mismas se le atribuyó a un «bloqueo» por parte del gobierno estadounidense, la versión del régimen se cayó por completo cuando los años de desabastecimiento y escasez se vieron burlados por la aparición de tiendas repletas de productos, pero no en la moneda local; que es la que ganan los cubanos sino en dólares.

Entre tanto, Granma insiste en acabar con el fenómeno de los 40 mil coleros mediante un enfrentamiento «efectivo y contundente», pero, ¿quién acaba con el verdadero Alibabá?.

Redacción Cubanos por el Mundo

----- Publicidad ---

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

José Antonio Fernández Palacios: el marido de Nilda y amante del cojo Rodolfo Reyes

José Antonio Fernández Palacios: el marido de Nilda y amante del cojo Rodolfo Reyes

“Alguien que le diga a Tojosa que estamos en PARÓN”: La respuesta de un cubano a la actriz Luisa María Jiménez por promover a Cuba como "destino turístico"

“Alguien que le diga a Tojosa que estamos en PARÓN”: La respuesta de un cubano a la actriz Luisa María Jiménez por promover a Cuba como «destino turístico»