in

“Me siento defraudado”, dice entre lágrimas un combatiente de la clandestinidad, cubano, que vive en la miseria

Otro anterior creyente de las promesas de Fidel Castro habla sin miedo sobre la vida que lleva y la miseria en la que terminó

Denuncia de castrista en la miseria
El hombre de la tercera edad vive en la miseria. Foto: Captura Video / Wikipedia Commons
Loading...

Como una bomba llega la denuncia de un anciano cubano que vive en la miseria en desde hace más de 60 años. Fue los primeros en dar un paso al frente en apoyo cuando se inició la desgracia en Cuba con la llegada al poder del comunismo de Fidel Castro.

Miguel Ángel Bravo Noroña, de 78 años, habló con vergüenza a medios independientes sobre la vida que tuvo que asumir por creer en las promesas de revolución del castrismo.

Denuncia de castrista en la miseria

De acuerdo con su relato era miembro de la célula Rafael Ferro Macías y llegó a la capital cubana el 3 de enero de 1959 después de tomar los cuarteles de Pinar del Río y de todos los focos que tenía el anterior presidente de la isla. ¿Lo que le quedó de las promesas revolucionarias? Ser un combatiente en la clandestinidad.

Loading...

En las imágenes se puede ver que Bravo Noroña vive en una casa de ladrillos con latas. Sus pocas pertenencias están amontonadas en el suelo y afectadas por la suciedad y la humedad. En sus facciones se aprecia que no se alimenta correctamente y vive con lo poco que logra conseguir.

“La verdad es para decirla, no para encubrirla (…) Me siento defraudado porque los objetivos que tenía la revolución y el programa de Moncada no es lo que está pasando en Cuba. Yo nunca luché para pedirle nada a la revolución ni para que me diera nada. Yo lo que quería era dignidad y vivir con decoro”.

Aseguró que como miembro del movimiento tuvieron el valor de “enfrentarse a la tiranía” pero que ahora que está en una edad adulta se da cuenta que está viviendo en la miseria. “La verdadera fuerza revolucionaria fue traicionada”.

Loading...

Confesó que ante su realidad sufrió tres infartos y tuvo que ser sometido a una operación quirurgica para insertarle un marcapasos. Sin poder contener las lágrimas se lamentó por su vida y de que sus esfuerzos y sacrificios no tuvieron la gratificación que esperaba.

Le puede interesar: Omara Ruiz Urquiola: «Hemos sido incapaces de contrarrestar esa falsedad de la revolución cubana» (+VIDEO)

Bravo Noroña es solo una muestra de la decepción que se llevaron los cubanos que creyeron en los discursos socialistas de Fidel Castro y que 60 años después se dan cuenta que la revolución se hizo solo para un sector y el resto de los cubanos deben soportar las restricciones y privaciones.

Cubanos por el Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Médicos cubanos en Venezuela, algunos regresan infectados con coronavirus

Venezuela no solo le envía petróleo a Cuba, también coronavirus

Camagüey logra millonaria suma en el primer semestre del año en materia de exportación

Castrismo asegura que Camagüey exportó en primer semestre del año, más de 68 millones y medio de dólares