in

Alerta por edificio en riesgo de derrumbe en la Habana Vieja

Cuatro familias temen quedarse en la calle ante posible colapso de la edificación en la que residen

Alerta por edificio en riesgo de derrumbe en la Habana Vieja
Familias residentes en el edificio en riesgo de derrumbe temen por sus vidas/Foto: Cubanet
Loading...

Las lluvias mantienen en alerta a los habitantes de un edificio en riesgo de derrumbe en la Habana Vieja, quienes siente temor de quedar en la calle o morir morir bajo los escombros.

Según la información publicada en CubaNet cuatro familias conformadas por 16 personas, podrían verse afectadas por el colapso estructural de la edificación multifamiliar de tres plantas, el cual está ubicado en Aguacate 478, entre Muralla y Teniente Rey.

/Foto: Cubanet

Entre los residentes que temen porque su hogar está en riesgo de derrumbe, hay cuatro menores de edad; además de una persona con debilidad visual.

Loading...

La estructura comienza a caerse a pedazos. El pasado jueves cayó el techo de la saleta del segundo piso, lo cual generó angustia entre los residentes, pues los restos estuvieron cerca de caer sobre un niño que logró correr y evitar ser aplastado.

Los bombero ejercieron labores de rescate para los vecinos, quienes permanecieron por dos días en las calles y posteriormente fueron llevados hasta las oficinas de la Dirección Municipal de la Vivienda en Habana Vieja, sita en Aguiar, entre Empedrado y Tejadillo, la cuales no tienen condiciones habitables, por tanto, no deben ser utilizadas como albergues.

“Dormimos en el piso como los animales. No hay camas ni literas. No se puede tener pertenencia alguna. Hay un solo baño para hacer necesidades, no para bañarse. Al principio ni agua había, pero el delegado trajo un tanque que es sólo para descargar el baño”,

explicó Noemí Sánchez, de 57 años, quien ejerce como maestra y es hipertensa.
Loading...

Durante su estadía en las oficinas gubernamentales, lograron constatar que las personas albergadas debían salir en el día, para no entorpecer ya que estas oficinas están ocupadas.

Lea también: Identificarán con pegatinas las casas donde residen sospechosos de COVID-19 en La Habana

“Tenemos que levantarnos temprano para que los visitantes no nos sorprendan durmiendo en el piso. Nos turnamos para proteger nuestras pertenencias en el apartamento de Aguacate, donde ya nos robaron un horno de microondas y un televisor”,

añadió la entrevistada por Cubanet.

Además, Sánchez resaltó que las comida que les dan es “asquerosa”, pero que aunque sea gratis, no se la merecen pues esta no se puede comer, ya que suelen estar en mal estado pues se las llevan un día después de su preparación por lo que sus hijos terminaron intoxicados y ella sufrió diarreas.

En este sentido, los afectados del edificio en riesgo de derrume piden que sean trasladados a un sitio seguro, pero la directora de la Vivienda, hace promesas falsas de trasladarlos a una residencia en mejor estado, pero les dicen que no tiene electricidad, ni se le han instalado los baños.

“Están esperando que esto se acabe de derrumbar y ocurra una desgracia”,

lamentó la mujer, quien teme por su vida y la de su familia.

Estas familias cubanas están en riesgo por falta de atención en el sistema de construcción cubano, ya que como ciudadanos comunes, no cuentan con los recursos monetarios para intentar arreglar las casas por cuenta propia, ya que el régimen los tiene sumergidos en la miseria.

Se presume que el poco interés de los funcionarios de vivienda se debe a la corrupción; además, piensan que las autoridades “han castigado a los residentes de Aguacate 478 por pedir el desglose de vivienda”, reseña el medio independiente.

Foto: Cubanet

“Nos han castigado y no nos entregan viviendas. Yo camino por estos pasillos con mucho miedo a perder la vida y cuando llueve se vuelve insoportable la convivencia. Este era un edificio de hombres solteros y abajo era almacén y cochera bajo el nombre de La Cruz Blanca”,

añadió otra residente afectada.

Los pisos de las plantas superiores están agrietados, los residentes deben estar pendientes de dónde van a pisar, lo que afecta fundamentalmente a un débil visual, ya que tiene dificultad para detectar el peligro a la hora de caminar.

En este edificio en riesgo de derrumbe, cuando llueve es un verdadero martirio, pues las condiciones son pésimas, y hay filtraciones en todas partes, por lo que se les mojan los colchones y sienten como poco a poco se va deteriorando la estructura, por lo que todos temen que finalmente colapse.

“Nosotros los pobres estamos condenados a morir aplastados. Hace falta que venga Díaz-Canel aquí y vea lo que está pasando de verdad”,

añadió un vecino.

Habana Vieja es uno de los municipios donde mayormente hay derrumbes; siendo este año, uno fatal para los residentes, pues hasta el momento se acumulas cinco muertos por derrumbes; entre ellos.}, las tres niñas a las que les cayó un balcón a principios de año.

Redacción de Cubanos por el Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Florida reportó este martes 3.662 contagios nuevos por Covid-19

Florida reportó este martes 3.662 contagios nuevos por Covid-19

Bolivia restablecerá relaciones diplomáticas con el régimen de Cuba bajo el mandato de Luis Arce

Bolivia restablecerá relaciones diplomáticas con el régimen de Cuba bajo el mandato de Luis Arce