in

Jueza Barret, nominada a la Corte Suprema, fue administradora en escuela privada con políticas anti-gay, revela AP

La discriminación a homosexuales es más duro que en la iglesia católica convencional.

jueza barret
Amy Coney Barrett sirvió durante casi tres años en la junta de escuelas cristianas privadas que prohibieron la admisión a niños de padres del mismo sexo. Foto: captura

La jueza Barret, nominada a la Corte Suprema de Estados Unidos por el Partido Republicano, estaría en contra del matrimonio homosexual y del colectivo LGBTQ. Amy Coney Barrett sirvió durante casi tres años en la junta de escuelas cristianas privadas que prohibieron la admisión a niños de padres del mismo sexo, así como maestros gays y lesbianas.

Las políticas que discriminaban a las personas LGBTQ y sus hijos han estado vigentes durante años en Trinity Schools Inc., escuela cristiana ligada a la jueza Barret. La agencia de noticias AP también confirmó que al menos tres de los siete hijos de la pareja han asistido a Trinity School en Indiana.

Te podría interesar: Papa Francisco aboga por el matrimonio igualitario: «Los homosexuales son hijos de Dios y tienen derecho a tener una familia»

Las tres escuelas, en Indiana, Minnesota y Virginia, están afiliadas a People of Praise, una comunidad insular arraigada en su propia interpretación de la Biblia. Además, el trato a las personas LGBTQ son más duras que las de la iglesia católica convencional.

La jueza Barret y sus relaciones con Trinity School

Según indagaron los medios locales, exmiembros de People of Praise dijeron que las enseñanzas de la comunidad han sido consistentes durante décadas: la homosexualidad es una abominación contra Dios. El sexo debe ocurrir solo dentro del matrimonio y el matrimonio solo debe ser entre un hombre y una mujer.

Más de 20 entrevistados revelaron a AP que el liderazgo de Trinity School comunicó las políticas y posiciones anti-LGBTQ en acuerdos de inscripción, laborales, manuales y políticas escritas. Están políticas se mantuvieron vigentes cuando la jueza Barrett era un miembro activo de la junta.

Lee más: Anciana de 94 años viaja casi mil kilómetros para poder votar en Estados Unidos

Por su parte, Jon Balsbaugh, presidente de Trinity Schools Inc., que administra los tres campus, expresó que el conglomerado de escuelas no discrimina de acuerdo a las leyes establecidas.

Uno de los campus de Trinity School. Foto: Rev. Jim Beavers

“Trinity Schools no discrimina ilegalmente con respecto a la raza, color, género, origen nacional, edad, discapacidad u otras clasificaciones legalmente protegidas bajo la ley aplicable, con respecto a la administración de sus programas”.

Suzanne B. Goldberg, profesora de la Facultad de Derecho de Columbia que estudia el derecho de género, explicó que Trinity probablemente no esté cubierta por las recientes sentencias de la Corte Suprema. Las cuales prohíben la discriminación laboral contra las personas LGBTQ salvaguardándose bajo una afiliación religiosa.

“Cuando cualquier miembro del poder judicial se afilia a una institución que está comprometida con la discriminación por cualquier motivo. Es importante observar más de cerca cómo eso afecta la capacidad del individuo para dar a todos los casos una audiencia justa”, dijo Goldberg.

Pese a las indagaciones realizadas por AP, la jueza Barret no se ha manifestado abiertamente en contra hacia los derechos LGBTQ.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by Camila Ferrer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carro de Zoonosis recoge perros callejeros en San José de las Lajas

Carro de Zoonosis recoge perros callejeros en San José de las Lajas

Régimen castrista mantiene sitiada la vivienda de Maykel Osorbo (+FOTOS)

Régimen castrista mantiene sitiada la vivienda de Maykel Osorbo (+FOTOS)