in ,

Castrismo se mata como chacumbele, al hablar de la “tángana espontánea”

En uno de los párrafos, recoge este mataletras que una chica a quien identifica como Iramís Rosique agradeció públicamente a “los colectivos, personas e instituciones que nos han apoyado y asesorado en la construcción del evento”, desmontando así la espontaneidad de la Tángana.

Cuba pasó de la coyuntura a las congregaciones "espontáneas"
Del evento "espontáneo" y para nada planificado que montó la dictadura en Parque Trillo, La Habana / Foto: Presidencia Cuba
Loading...

Qvaba, esa plataforma que se abre de patas de manera reiterada y que sirve, vil, a los intereses de dominación del castrismo, desmontó casi sin querer la llamada “tángana espontánea” en un texto escrito por un tal Mario Almeida.

Un tal porque, con su perdón, es primera vez que lo escucho. O casi leo.

Reconoció que en el Parque Trillo estaban “los gritones”, y dijo que había que cuidarse de ellos.

Loading...

A mi modesto entender cuando dijo Parque Trillo, debió referirse a los que estaban de soslayo, metiendo finta, porque expresa que en su “experiencia – que no debe ser mucha-, quizás, “casualmente con muchos de los que allí vi, sucede lo siguiente: cuando hay que decir tres cosas bien dichas y a la cara, guardan silencio cómplice y cobarde, mientras que, en instantes de reflexión, arrancan con su algarabía sorda, muchas veces no porque crean en ella, sino porque necesitan marcar asistencia y ser vistos.”

OTRAS NOTICIAS: Asistentes “espontáneos” a tángana del Parque Trillo fueron premiados con merienda

A lo que vamos sobre la tángana “espontánea”

Loading...

En uno de los párrafos, recoge este mataletras que una chica a quien identifica como Iramís Rosique agradeció públicamente a “los colectivos, personas e instituciones que nos han apoyado y asesorado en la construcción del evento”, desmontando así la espontaneidad de la Tángana.

Luego expresa que la chica, al decir esto, “aclaró que no había ningún funcionario del estado o un cuadro profesional cuyo trabajo resultara responder de determinada manera a los últimos acontecimientos”. Es decir: esos cuadros que apoyaron, lo hicieron de manera altruista, desinteresadamente e inconsultamente.

Resulta notorio que en Cuba, nada se mueve ni se moviliza sin contar con las autorizaciones pertinentes. Así que los bafles, sillas, equipos de audio etc., que allí estaban, no se movieron por obra y gracia de algún “particular” revolucionario. Está claro que eso se envió desde alguna institución; y, para que alguna institución mueva todos esos recursos y logística, tiene que estar autorizada desde arriba, por algún funcionario.

RECOMENDADO: El puesto a dedo fue cargado por Raúl Castro hasta el Parque Trillo

Luego reconoce que el acto en sí fue un acto de repudio, aunque no “tan superficial y conveniente”.

“Sí. Fue un acto de repudio para los gritones oportunistas que ganan su pan de privilegios haciendo actos de repudio (…) para quienes se aparecieron en busca de los gritones” de quienes dice: ¡No me representan! ¡Nos hacen mal! ¡Los combato!

¿Dónde estaba este chico, Almeida, en el año 1980?

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by John Márquez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuba pasó de la coyuntura a las congregaciones "espontáneas"

Cuba: de la coyuntura sin combustible a la vergüenza bullanguera, pero “espontánea”

Partido del Pueblo celebrará sus primeras elecciones internas

El Partido del Pueblo elegirá a sus líderes en inéditas elecciones (+Video)