in ,

Café de Guantánamo (sin chícharo) “es como el de Colombia y Tanzania,” afirma experta cubana

Francisca comparó el café de Guantánamo con el de Colombia y Tanzania, describiéndolo con buena acidez, aroma, intensidad y cuerpo. Afirmó que este se queda en el paladar por largo tiempo

Café de Guantánamo (sin chícharo) "es como el de Colombia y Tanzania," afirma experta cubana
Francisca recibió el reconocimiento de Orgullo Guantanamero. Foto: Venceremos

Francisca Holder Ges es una experta cubana de más de 70 años, que han llamado “la reina del café”. Francisca es capaz de diferenciar casi todas las variedades de café que se producen en el mundo.

Francisca comparó el café de Guantánamo con el de Colombia y Tanzania, describiéndolo con buena acidez, aroma, intensidad y cuerpo. Afirmó que este se queda en el paladar por largo tiempo

Asegura que lo que ha necesitado para ser una buena catadora es memoria, sentidos bien desarrollados y disciplina.

Francisca recibió el reconocimiento de Orgullo Guantanamero, en el marco del  aniversario 150 del otorgamiento del título de Villa a la urbe del Guaso, y durante la sesión solemne de la Asamblea Municipal del Poder Popular.

El reconocimiento habla de su condición de primera y única catadora cubana avalada por la Asociación Internacional de Café Especial (SCAA); así como de la Orden y la Distinción Lázaro Peña y de sus servicios a la empresa CubaExport

La destacada y humilde catadora de café, se ha dedicado a enseñar el oficio a los más jóvenes, entre ellos, su hija Elba Vicente.

“Varios de mis alumnos trabajando por avalarse como catadores internacionales –los hay también limitados y nacionales. Es lo mejor que puedo hacer por mi ciudad, por mi país”, expresó Francisca.

De sus papilas gustativas, depende en gran medida la calidad del café de oriente que es exportado, a través de la empresa procesadora Asdrúbal López y su marca comercial Altoserra: uno de los sabores de Cuba.

LEE TAMBIÉN: Experta” cubana afirma que en el Socialismo “el artista es más libre que en el Capitalismo”

Francisca explicó que su trabajo no es simplemente tomar café, pues eso significa la cotidianidad de una persona que le guste ésta bebida. Explicó que es más complejo, pues inicia por evaluar las cualidades físicas, morder el grano, escucharlo mientras se mezcla, oler el aroma, percibir el color del brebaje, y finalmente probarlo.

Alegó que formarse como catador internacional es costoso, puesto que corresponde viajar mucho y pagar exámenes de precios elevados, que a su parecer, finalmente vale la pena “porque el café cubano es bueno y lo merece. Por eso ha conquistado tantos mercados”. 

Redacción Cubanos por el Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Camilo Condis critica despliegue de fuerzas especiales en La Habana

Camilo Condis: “Si tantas tropas especiales hay ¿Cuándo van a ir a rescatar a Landy y a Assel?”

Régimen disfraza de inocencia las violaciones de derechos humanos en Cuba

Cuba disfraza violaciones a derechos humanos con actividades para niños