in

Periodista comunista le echa brujería a corresponsal de Prensa Latina en la ONU

Esta periodista comunista y brujera, es un saco de espinas y de veneno, “No tiene escrúpulos a la hora de hacer el mal,” afirma uno que la conoce bien. bien

La mayor serruchadora de pisos en la Prensa cubana.
Loading...

Deisy Francis Mexidor no sacó del congelador el papel que tiene con el nombre de Ibis Frade Brito, ni siquiera porque hace apenas unos días se le murió “su Sultana”. O sea: su mamá.

Ninguno de las cientos de personas que le dejaron un “EPD” o un “Lo siento amiga” en su perfil de Facebook, donde esta mujer puso la foto de quien le dio el ser, sabe o tuvo en cuenta que, si alguien ha hecho daño en el mundillo de la prensa en Cuba es ella: Deisy Francis.

Y no es que querramos que haya muerto su mamita, sino que ahora ella podrá comprender el dolor que se siente cuando algo malo te sucede.

Loading...

Ninguna de las que expresó sus condolencias, por ejemplo, le ha ofrecido condolencias a Ibis Frade Brito, la corresponsal de Prensa Latina en la ONU, Nueva York, que vive “congelada” en el refrigerador de Deisy, porque esta busca, a cómo dé lugar, hacer realidad su sueño: ser corresponsal de Prensa Latina en EE.UU. Ibis está en Cuba, sin poder regresar a EE.UU. y es probable que el ogsobo se deba al maleficio que le tiene echao esta brujera de pacotilla camagüeyana.

Ibis Frade Brito, Corresponsal de Prensa Latina en Nueva York. Según afirma una amiga de Deisy Francis Mexidor, Ibis no ha podido regresar a EE.UU. porque Deisy le tiene hecho un amarre. “Su nombre duerme, en un papelito, en el congelador del refrigerador de Deisy,” dijo a Cubanos por el Mundo.

Si no es en Nueva York es en Washington, y por eso es posible que el par de muñecos de trapo atados con una cinta roja y perforados con álfileres que tiene también, como brujería, en su casa, correspondan a Marta y Diony, el matrimonio corresponsal de Prensa Latina en la capital de los EE.UU., porque Deisy, lo ha dicho reiteradamente, tiene esa meta y espina clavada en su pecho: quiere ser corresponsal de Prensa Latina en la yuma.

Loading...
Deisy Francis Mexidor. Una persona que trabajó con ella en el Granma la califica como “la persona más arribista del mundo y la mayor serruchadora de pisos que yo jamás haya conocido”.

Cuando hace un tiempo atrás la dejaron fuera, ahí mismo, en pleno proceso de selección formó tremendo sal pa fuera y dijo que eso era una injusticia con ella, pues si alguien merecía ser corresponsal en Washington era ella.

Dicen que fue ahí cuando le echó un brujo a Luis Enrique González para que este sacara a alguien o por fin la nombrara a la primera oportunidad como corresponsal en una de esas dos ciudades de EE.UU. Ella misma ha dicho a sus amistades más íntimas, que el amarre “le salió mal” y que fue por eso que Anette Chao se le fue a Luis Enrique, y que tan pronto se lo quitó, Anette volvió con él. Luis Enrique González es el Director de Prensa Latina.

La misma amiga dice que en realidad no le quitó el amarre, sino que se lo cambió, y que Enrique “también duerme en el congelador de su refrigerador, junto a Ibis”.

Su amor por los EE.UU. tiene motivos. Hay que decir que esta víbora conoce el capitalismo y sabe lo bien que se vive ahí, pues fue corresponsal en Sudáfrica durante un buen tiempo.

Visitó varias veces los EE.UU. hace aproximadamente unos diez años, como parte del equipo de periodistas que cubría el tema de los Cinco Espías. De ahí, de esa época, trabó una grandísima amistad con los Espías cubanos, pero sobre todo con sus esposas, aunque ahora no quiera saber nada de la que era mujer de Fernando.

Pero cuando le tocó regresar… ¡ahí mismo le dio Shangó!

Esta serpiente, es tan víbora, que hasta tiene su voz melosa y melodiosa, con la cual engatusa a sus víctimas, a los que luego les clava el puñal por la espalda a la primera oportunidad.

Deysi Francis, quienes la conocen bien afirman que detrás de esa voz con la que te engatusa, “hay una víbora, una serpiente, un saco cargado de espinas y venenosa como ninguna”.

Dicen los que la conocen bien, que esta mujer puede ser maestra de Norland Rosendo, el serruchador de pisos en Juventud Rebelde, y que cuando trabajó en Granma, estuvo a punto de provocar allí una verdadera revolución.

Una de nuestras fuentes en el Yate, trabajador ahí por más de 25 años, el mismo que nos diera el testimonio sobre el guatacón de Juvenal Balán, asegura bajo juramento que Deisy Francis es la persona “más arribista del mundo” y la “mayor serruchadora de pisos que yo haya conocido jamás” y lamenta la hora en que esa mujer nació y luego vino de Camagüey para La Habana.

Noticia relacionada: Juvenal Balán: El guatacón mercenario y deshonesto pegador de tarros

“Aquí en el Granma sembró discordias con todos. La botaron de hecho, por eso; por dedicarse a serrucharle el piso a todo el mundo. Se la pasaba hablando mal de todo el mundo; no perdía tiempo en hacerle creer a los jefes que ella era la que más sabía y la más capaz, demeritando a sus colegas. Cada vez que había un viaje dando vueltas, ella lo quería coger,” explicó nuestro informante, todo un veterano en el Granma.

“Por eso, porque Dios es grande y sabe lo que hace, le dio un hijo mala cabeza y delincuentón, para que sufra el daño que hace; pero así lo sufre, lo exterioriza con los demás a su alrededor. Esa mujer es un saco de espinas y de veneno, pero engaña a la gente con la vocecita que tiene. No tiene ni escrúpulos a la hora de hacer el mal,” terminó diciendo.

Deysi Francis, junto a su hijo; un joven “mala cabeza y delincuentón”, afirma una amiga íntima de la familia.

Noticia de tu posible interés: Frank Agüero: De apestado y defenestrado, a ciberclaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manifestantes pro Trump irrumpen en el Capitolio de EEUU

Manifestantes a favor de Trump irrumpen en el Capitolio para impedir certificación de Biden (+VIDEO)

Nuevo record de muertes diarias por coronavirus en Estados Unidos

Nuevo record de muertes diarias por coronavirus en Estados Unidos