in

Dirigentes cubanos estarían “propensos” a adquirir la covid-19

Sepa usted, en la cola, que los responsables de la escasez, ruina y quiebra económica del país, que además de engordar sus bolsillos también lo han hecho con su cuerpo, pues estarán también expuestos a ser víctimas del bicho malo que ronda por ahí.

Dirigentes cubanos estarían "propensos" a adquirir la covid-19
Composición Cubanos por el Mundo
Loading...

Siendo la barriga y la longevidad factores de riesgo ante la COVID-19, más de un dirigente del Partido Comunista de Cuba (PCC) debería preocuparse ahora mismo. Especialmente Federico Hernández Hernández, primer secretario en la provincia de Granma y Yoseily Gongora, Gobernadora provincial de Camagüey.

Y no solo ellos.

Cegados para consumir el exclusivo contenido emitido de la prensa oficialista, esta los alerta sobre cómo la obesidad opera como un factor de riesgo ante el coronavirus. La “dolce vita” que los ha llevado hasta ahí, podría ser un riesgo si es que caen enfermos con el virus SARS-COV-2 en un hospital.

Loading...
Obsérvese que todos estos dirigentes cubanos tienen una muy pronunciada barriga.

Pues en efecto, además de que la obesidad guarda estrecha relación con la corrupción en la política – no lo afirmamos nosotros, sino estudios llevados a cabo sobre el tema – ahora también se dice que la obesidad representa un factor de riesgo para adquirir la covid-19.

Al menos así lo afirma el Doctor Jorge Alfonzo Guerra, citado por la propia Agencia Cubana de Noticias. El galeno alertó a los obesos de que presentan mayores probabilidades de ingresar a terapia intensiva ante el padecimiento del coronavirus.

Loading...

Ay, pobre Rafael Ramón Santiesteban Pozo.

Rafael Santiesteban Pozo, Presidente de la ANAP en Cuba.

Todo apunta que el abuso de langosta y camarón, además de la cerveza, del que más de un dirigente comunista cubano ha sabido valerse, le podría pasar factura.

El poco stress, no tener que luchar la comida en las afueras de una tienda por largas horas, intentando conseguir algo, lo que sea, para llevar a la mesa, sin mortificación alguna, ni peligro de covid-19 parece que produce gordura.

Sepa usted, cubano de a pie en esa cola, que los responsables de la escasez, ruina y quiebra económica del país, además de engordar sus bolsillos, también han engordado su cuerpo; pero si eso les da ventaja, en algo, por otro lado se la quita. Además del riesgo de infarto por el alto nivel de colesterol, pues también expuestos a ser víctimas del bicho malo que ronda por ahí.

Dirigentes en Granma. El último de la izquierda es Federico Hernández Hernández, primer secretario en la provincia.

Una pequeña victoria para los pobres, se podría decir.

RECOMENDADO: Dirigentes barrigones exhiben “los logros” de la industria ¡y hasta del café! en la provincia de Granma

Tomando las palabras, que desde la perspectiva científica recoge la prensa oficial sobre la obesidad, esa dolencia vendría dada por dos elementos claves: la herencia y el ambiente.

En términos más de discusión social, en el seno del PCC, hay más de un obeso que aunque no heredó su barriga, ser un “heredero” de los barbudos le ha otorgado la protuberancia en su abdomen; mientras que hay otros que en el “ambiente” de corrupción al que han sabido adaptarse, han sabido hacer el suyo.

Los gorditos que participaron en el recorrido por algunos sitios de Pinar del Río fueron el integrante del Comité Central y primer secretario del Partido en Vueltabajo, Julio Cesar Rodríguez Pimentel, el gobernador provincial Rubén Ramos Moreno y sus acompañantes. Foto: guerrillero.cu.

QUIZÁS DEBAS VER: La foto del día: No hay un dirigente flaco en Pinar del Río

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by Henry Chirinos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

UJC de Cienfuegos envía universitarios a trabajar en Centros de Aislamiento

UJC de Cienfuegos envía universitarios a trabajar en Centros de Aislamiento

Cuba suma 786 contagios nuevos de COVID-19 y supera los 22 mil 600 casos

Cuba suma 786 contagios nuevos de COVID-19 y supera los 22 mil 600 casos