in ,

Así luce y vive un chivatón comunista en Cienfuegos

Este hombre, odiado en su centro de trabajo fue expulsado de la PNR en Cienfuegos. Así y todo, todavía se dedica a informar y chivatear.

chivatón comunista
Jesús M. Martínez, conocido en Salud Pública por chivato, baboso y perro de los jefes y de la PNR
Loading...

Cuando el pasado 9 de abril Liz Gónzalez, madre de la periodista desterrada de Cuba Karla María Pérez González, denunciaba que estaba siendo vigilada por un vecino, su nombre, Jesús M. Martínez Pérez, era muy similar al de un chivatón comunista que desde hace años se dedica a chivatear y perrearle a sus jefes y a sus ex jefes de la policía en la provincia de Cienfuegos.

Chivatón Cienfueguero: Jesús M. Martínez Pérez, trabaja en Salud Pública y se dedica, entre otras cosas, a vigilar la casa donde vive Lizet González, madre de la periodista desterrada de Cuba, Karla María Pérez González
Jesús M. Martínez Pérez. A pesar de haber sido expulsado de la Policía, en Cienfuegos, continúa colaborando con ella, como informante.

Una persona muy allegada a él dentro del ámbito de la familia, y otra fuente dentro de Salud Pública fueron consultadas para este trabajo. Uno afirma que Jesús es “un asqueroso que toda la vida le han pagado por no trabajar para vigilar.” El otro dice que es “un descarado y un oportunista”.

Lizet asegura que tal parece que a Jesús le dieron la tarea de vigilarla y lo más probable es que así sea. La fuente “familiar” asegura que Jesús es eso: un chivatón comunista.

Loading...

Jesús empezó a trabajar en Salud Pública hace ya un buen tiempo, después que fue expulsado de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR); pero aún así ha seguido perreando y baboseando. Cada vez que se entera de algo o ve algo, lo informa,” dice esta persona que pidió el anonimato.

Lizet dice de él en su post en Facebook que Jesús lucra con la venta de “la gasolina del carro de la dirección de salud provincial que maneja“, además de la venta de piezas que logró rapiñar de un auto Tico que manejaba antes.

Loading...

Es cierto eso,” afirma un colega de trabajo de este chivatón comunista.

El antes le manejaba el auto a Salvador (un funcionario de Salud Pública) pero como es una mala persona y se metió en un cambalache ahí con unas piezas, lo quitaron de ese auto y lo pasaron de chófer de una guagüita; de la guagüita operativa. Él no trabaja a tiempo completo aquí en Salud Pública, trabaja cuando lo llaman. Imagínate, ahora tiene más tiempo para vigilar, chivatear, perrear e informar.

Todos aquí en Salud Pública (le) tienen miedo de comentar algo delante de él. Nadie lo soporta, porque no es que sea solo chivatón comunista y descarado; es que es un perro.

Fíjate si es malo, dice por su parte la fuente vinculada a la familia, que él tiene un primo, Mario, que está ingresado en Impedidos Físicos desde chiquito, y hasta con su primo y la familia de él, Jesús es malo.”

Otro chivatón de la Seguridad del Estado en Cienfuegos: Chivatón y abusador del G-2 llama comep… a Karla Pérez

Lizet dice además que Jesús vive también de lo que le da su esposa, “de las ventas ilícitas de artículos robados de las tiendas recaudadoras de divisas del estado” donde él y su esposa compran; y señala que su hijastra, Dianelis Rojas Cabrera – hija de Lucía, su esposa, “roba en el benévolo puesto de trabajo de custodio que le otorgaron sin previa investigación.”

No hay una mentira ahí,” explica por su parte la fuente relacionada con esta familia.

Lucía es camarera del Jagua. Se roba jabones, papel sanitario, además de los regalitos que le dan los turistas. En el Jagua tuvo relaciones con dos turistas. Ambos franceses. Les cobraba por sus “servicios de camarera”. La hija, la pusieron de custodio donde está para informar, y resulta ser que ella misma roba y se hace la de la vista gorda.

En esa casa entran cosas que no entran con un salario normal. En el Jagua ya no hay ni turistas. ¿De dónde sale entonces la divisa?,” se pregunta esta fuente.

Tras el cierre de esa instalación hotelera, a Lucía la mandaron para la Casa Verde y también para el Chalet de Valle. En ambas instalaciones lo que hace es lo mismo que hacía en el Jagua: limpiar. ¿Por qué entre tantas camareras y más jóvenes le tocó a ella?

Lucía, esposa de Jesús M. Martínez Pérez.

Lucía también es informante, pero por eso no dan dólares,” dice la fuente vinculada a la familia.

La misma fuente asegura que la hija de Jesús y Lucía, custodio de la empresa de transporte provincial que queda frente a la tienda conocida como “La Mimbre” entre otras cosas “gestiona” – por supuesto, previo pago – salvoconductos para viajar a La Habana.

Dianelis Rojas Cabrera, hija de Lucía. Trabaja como custodio en la Empresa de Transporte Provincial y “gestiona” salvoconductos para viajar a La Habana en tiempos de pandemia.

En tiempos de pandemia cualquier cosa le viene bien a esa chiquita,” dice.

Noticia relacionada: Madre de Karla Pérez describe lo difícil que resulta la ausencia de su hija: “La vida dejó de ser bella”

Written by Sergio Prado

Sergio Prado es Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Nació en el año 1966 y ejerció importantes funciones dentro del periodismo en Cuba hasta que se marchó del país en el año 2004. Completó en España y México varios doctorados y maestrías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muere migrante cubano en la ciudad de Tapachula, México en su travesía por llegar a EEUU

Muere migrante cubano en la ciudad de Tapachula, México en su travesía por llegar a EEUU

Balsa rudimentaria ancalla en playa de Miami

Balsa proveniente de Cuba encalla en playa de Miami (+VIDEO)