in ,

El espía de las calabazas se pasea por el olvidado barrio San Isidro (+FOTOS)

La intencionalidad de la visita del espía, acción que enmascaró bajos preceptos humanistas, sirvió de acicate para que la tropa guerrillera y revolucionaria, entendiera el mensaje: había que hablar de Luis Manuel Otero Alcántara.

espía gerardo hernández barrio san Isidro
La pobreza del barrio San Isidro, compartida por el espía Gerardo Hernández / Facebook
Loading...

El espía de la regadera, las calabazas y las piñas, Gerardo Hernández Nordelo, visitó el barrio de San Isidro, seguramente orientado desde arriba, aunque él aparentó otra cosa. En sus redes sociales compartió la “visita” que desde hace tiempo no hacía, en una intención del régimen cubano por adentrarse en el barrio habanero y simular “poderío” y conexión con lo que se vive allí adentro, después de que el despertar del pasado mes de abril le sacara más de una cana verde a los jerarcas del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Dice el espía – o ex espía, no sabemos – que “llevaba tiempo sin visitar al Padrino Silvio” y decidió darle una vueltecita. El Padrino, entre ofrendas y pozuelos para sus santos colgaba orgulloso, detrás, una foto del difunto Fidel Castro Ruz, delante de la cual posaron orgullosos ambos, según las fotografías divulgada por el espía en su perfil de Twitter.

espía Gerardo Hernández barrio San Isidro
El “recorrido” opera como un control más del régimen sobre el sentir del barrio San Isidro / Facebook Gerardo Hernández

El espía sembrador de calabazas, o al menos eso pide para el resto de los cubanos, visitó las ruinas de la “revolución”, en el CDR de la cuadra, que se mantiene sin recursos y en miseria, como demuestran las paredes descorchadas y sin pintar en todas las viviendas. Allí agarró una tiza y “engalanó” la calle, con un grafiti en el pavimento donde rezaban que San Isidro es “de Martí, Fidel, Raúl y la Revolución”, mientras el barrio y el resto del mundo, sigue preguntándose dónde está Luis Manuel Otero Alcántara, artista cubano de ese barrio por el que se pasea el espía.

Loading...

La prensa oficial le siguió el juego y le sirvió de eco. La intencionalidad de la visita del espía, acción que enmascaró bajos preceptos humanistas, sirvió de acicate para que la tropa guerrillera y revolucionaria, entendiera el mensaje: había que hablar de Luis Manuel Otero Alcántara.

A nadie le preocupó la pobreza y el estado de las viviendas de San Isidro, un barrio ubicado a metros de no pocos edificios levantados y remozados para turistas extranjeros, sino que entendieron que el objetivo era demostrar cómo la Revolución se preocupaba de los pobres y que Luis Manuel Otero Alcántara, hijo de San Isidro, merecía una reprimenda. En definitiva, justificar sus acciones contra el joven artista y también sembrar el terror de lo que pasa contra quienes “desafían” al poder.

Loading...

En la publicación de Facebook de Gerardo Hernández, las ciberclarias no dudaron en destilar su veneno, tildando de payaso a Alcántara; lo llaman “piojoso”, dicen que deberían meterle 100 años de cárcel, entre otros comentarios ofensivos y ruines, sin conectar por un segundo con el reclamo legítimo de un alma libre como la de Otero Alcántara. Justicia clama, aunque para algunos esto sea mucho pedir.

RECOMENDADO: Parlamento Europeo “muy preocupado” por la salud de Luis Manuel Otero

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by Henry Chirinos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Iliana Hernández: "El pueblo cubano no puede seguir indolente a lo que pasa"

Iliana Hernández: “El pueblo cubano no puede seguir indolente a lo que pasa”

Entregan Habeas Corpus para activistas cubanos detenidos en calle Obispo

Entregan Habeas Corpus para activistas cubanos detenidos en calle Obispo