in

Síndrome anal inquieto: La posible “nueva secuela” que deja la COVID-19

De acuerdo con los expertos, el síndrome genera una sensación “extraña” en la zona rectal por lo que el paciente desarrolla ansiedad e inquietud constante. Puede relacionarse de igual forma con las hemorroides. 

Otro de los síntomas de la COVID-19 es el síndrome anal inquieto
Personal médico atiende a paciente Foto: Radio Guantánamo.
Loading...

Se revela información que apunta al Síndrome anal inquieto como una posible nueva secuela de la COVID-19. El portal especializado BMC publicó detalles de una investigación realizada por profesores japoneses Itaru Nakamura, Takao Itoi y Takeshi Inoue. 

Estudiaron el caso de un hombre de 77 años que, después de superar el coronavirus, experimentó la afección. De acuerdo con los expertos, el síndrome genera una sensación “extraña” en la zona rectal por lo que el paciente desarrolla ansiedad e inquietud constante. Puede relacionarse de igual forma con las hemorroides. 

Detalles sobre el Síndrome anal inquieto

El reporte de la BMC explicó que el hombre fue internado por problemas para respirar y dolor en la garganta. Tras 21 días de tratamiento se recuperó, sin embargo, presentó poco después problemas para conciliar el sueño y una constante incomodidad al acostarse en la cama.

Loading...

OTRAS NOTICIAS: Niños con síntomas de COVID-19 duermen en la sala de estar de un pediátrico en Cuba

“La necesidad de moverse era esencial, empeorando con el descanso, mejorando con el ejercicio y empeorando por la noche. La colonoscopia reveló hemorroides internas sin otras lesiones rectales. Los hallazgos neurológicos, incluidos el reflejo tendinoso profundo, la pérdida del perineo de la sensibilidad y la lesión de la médula espinal, no revelaron anomalías”.

Durante la investigación determinaron que no hubo milicias diabéticas, disfunción renal y estado de deficiencia de hierro. “No se observaron antecedentes familiares de SPI ni movimientos periódicos de las extremidades”. Una de las conclusiones de la investigación fue que la presencia de síndrome pudo ser una consecuencia del COVID-19 debido a que el paciente, antes de infectarse, nunca tuvo padecimientos relacionados con la zona perineal.

Loading...

De momento es el primer caso de Síndrome anal inquieto relacionado con un paciente recuperado de COVID-19. Los investigadores continuarán trabajando para encontrar verdades científicas sobre el caso.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by John Márquez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CIDH otorga medidas cautelares en favor del activista de la UNPACU Manuel de Jesús Rodríguez

CIDH otorga medidas cautelares en favor del activista de la UNPACU Manuel de Jesús Rodríguez

Facebook responde a acusaciones de una ex empleada

¡Sin miedo! Facebook responde de forma contundente a las acusaciones de su exempleada