in

Turistas canadienses cuentan “la pesadilla” que vivieron en los centros de aislamiento en Cuba

Un grupo de turistas canadienses denunció las pésimas condiciones de un centro de aislamiento en Cuba

Turistas canadienses cuentan "la pesadilla" que vivieron en los centros de aislamiento en Cuba
Comida y habitaciones de los centros de aislamiento paras turistas canadienses /Foto: Composición de Cubanos por el Mundo
Loading...

Luego de visitar Cuba, un grupo de turistas canadienses denunciaron “la pesadilla” que tuvieron que vivir en un centro de aislamiento al que fueron llevados, luego de dar positivo a las pruebas de COVID-19.

Este grupo de extranjeros estuvieron a finales de diciembre en hoteles de Cayo Coco, en la provincia de Ciego de Ávila y dijeron que se sintieron en una “pequeña prisión” mientras estuvieron en confinamiento por coronavirus.

Vale resaltar que, desde el 15 de diciembre el Gobierno de Canadá recomienda no hacer viajes al exterior, sin embargo, no ha prohibido los vuelos.

Loading...

El canadiense Alain St-Louis, de 52 años, estuvo cinco días aislado en hotel Playa Paraíso de Cayo Coco y narró al medio La Jornada de Montreal, de Quebec, que junto a su hermana y sus dos sobrinas, pasó por un infierno, se sentía como en una prisión.

Una de las peores cosas que tuvo que enfrentar, fue la pésima comida que les entregaban, que a su juicio estaba muy sucia, por lo que no la consumía y perdió entre 15 y 20 libras durante su estadía.

Loading...
Foto: La Prensa

El hombre dijo que él y sus acompañantes tuvieron una amarga experiencia, y que les habría gustado haber leído antes sobre lo que podían enfrentar si daban positivo a la COVID-19, ya que con es advertencia “habrían dejado pasar ese viaje”.

Una de las turistas canadienses identificada como Laurianne Gagné, de 22 años se enfermó durante su estancia en el hotel Memories Caribe Beach Resort, días antes de retonar a su país, también fue trasladada al hotel Playa Paraíso, espacio utilizado como un centro de aislamiento para visitantes en Cayo Coco.

“Me entró el pánico. No me dieron ninguna instrucción, así que fui directamente a aislarme en mi habitación “,

narró la turista al diario La Prensa, de Quebec.

Una vez que la mujer fue trasladada al centro de aislamiento, se encontró que el hotel estaba lleno de otros de sus paisanos que se habían enfermado en Cuba y que ella, fue puesta en el mismo cuarto con otras dos mujeres.

Foto: La Prensa

Debido a la poca información que tenían los viajeros, el ambiente estaba “pesado” pues muchos estaban de mal humor y preocupados, sin mencionar la falta de seguridad.

Tal como en los centros de aislamiento para el pueblo cubano, los turistas canadienses también estaban alojados en espacios donde no había los productos de higiene personal básicos como papel higiénico y jabón, pero además, no había cambios de sábanas y tenían que convivir con lagartijas.

Por su parte, Audray-Ann Lapointe, de 19 años, dijo que el centro de aislamiento “parecía un lugar abandonado. Había arañas por toda la cama”.

Otra de las turistas canadiense fue Guylaine Pellerin, de 21 años, que además del mal aspecto de la comida se la entregaban a deshoras y el agua potable era muy poca, pues solo les entregaban una botella de agua al día, la cual tenían que pelear. El problema con la limpieza no lo pudo dejar pasar por alto, ya que había basura por todas partes.

Lea también: Partido del Pueblo repudia destierro de los periodistas cubanos Héctor Luis Valdés y Esteban Rodríguez – Noticias de Cuba hoy – Cubanos por el Mundo

Parte de las fallas también se presentaron con la conexión a Internet, por lo que tenían problemas para comunicarse con sus familias.

Con este pésimo servicio muchos creerían que el centro de aislamiento era gratuito, sin embargo, los turistas canadienses tenían que pagar 150 dólares por día por el alojamiento y los alimentos y no obstante pagaron por una consulta médica que no recibieron; según las entrevistadas.

Las jóvenes turistas también cuestionaron la forma en la que trabaja el personal de salud, pues una enfermera entró a la habitación en la que estaban alojadas y se quitó el nasobuco para pedir entrar al baño y tampoco les cumplieron con las pruebas diarias que les afirmaron que tendrían y les hicieron una prueba cada cinco días.

Una de las denunciantes condenó al falta de honestidad de la agencia de viajes que usó, que no les dijo la verdad sobre la situación epidemiológica en Cuba y afirmó que en la isla no habían casos de COVID-19, por lo que se sienten engañadas.

Redacción de Cubanos por el Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marco Rubio: "Para la dictadura los cubanos valientes que tomaron las calles son criminales"

Marco Rubio: “Para la dictadura los cubanos valientes que tomaron las calles son criminales”

Posponen los premios Grammy ante riesgos por la variante ómicron de la COVID-19

Posponen los premios Grammy ante riesgos por la variante ómicron de la COVID-19