El chiste de la buena conducta

418_75Han sido autorizados para viajar “solo una vez” varios ex presos políticos y de conciencia del Grupo de los 75. Tales ex reos, que salieron de prisión con una licencia extrapenal hace unos años, recibieron el pasado lunes 22 de febrero una comunicación del Ministerio del Interior (MININT) que les concede permiso para realizar un viaje al extranjero “una sola vez”.

Todo parece un chiste. Las autoridades manifestaron que dado su “buen comportamiento” desde que salieron de la cárcel en 2011, les conceden permiso por una “única vez” para viajar al exterior.

Logré contactar con tres de los seleccionados por “buena conducta” y con uno de los excluidos. Los tres de la “buena conducta” con quienes logré contactar fueron Marta Beatriz Roque Cabello, Félix Navarro Rodríguez y Jorge Olivera Castillo. El excluido fue Ángel Moya Acosta.

Solo por no incurrir en las exclusiones del Cartel, los cuatro manifestaron ignorar en que se basa la llamada “buena conducta”. Todos afirmaron hacer exactamente lo que hacían al momento de ser arrestados y encarcelados en 2003.

El escritor y periodista independiente Jorge Olivera Castillo, expresó sorprendido: “… ¡Oye! Lo que hacía en aquel momento era escribir sin mandato y sin censura. Continué firme en mi derecho y no he dejado de escribir, ni incluso dentro de una celda. No sé ni entiendo nada de esto de la buena conducta”.

Desde Matanzas, Félix Navarro Rodríguez dijo algo similar: “Esto es algo a lo que no voy a referirme ni a detenerme. Son cosas que solo entienden ellos que las crearon. Mi conducta es invariable. No cambiaré nunca, ni ayer ni hoy. Mi compromiso con la libertad y con mi pueblo es inalterable. ¡Compadre! Basta ya con eso de la “buena conducta”.

Por supuesto que no lo molesté más.

Todos ellos son paradigmas de conducta ciudadana intachable. Personalmente tener el acceso que tengo y he tenido tanto con los presentes como a aquellos que lamentablemente hoy no se encuentran entre nosotros, constituye uno de esos orgullos y blasones de los que me enorgullezco y enorgulleceré siempre, con sobradas e incuestionables razones.

Por vía telefónica, Marta Beatriz Roque Cabello, la única mujer en aquel elenco de patriotas, me expresó exactamente lo mismo. La contacté porque era y es una necesidad profesional. Es por esto que no le pregunté sobre la huelga de hambre que protagonizó recientemente bajo licencia extrapenal ni sobre las golpizas que ha sufrido desde que fue excarcelada por enfermedad. No sé si todo esto califica como buena conducta para el Cartel Totalitario de La Habana y no me pareció pertinente abundar.

Sobre este particular, me expresó Marta Beatriz Roque: “Johnny, llevo 25 años en lo mismo y no voy a claudicar ahora por esa ‘buena conducta’ que nadie entiende”.

El prisionero político y de conciencia Ángel Moya Acosta se mostró muy irritado y molesto con el asunto de la buena conducta. Expresó: “Espero que a mí no me llamen para la payasada esa. Mi buena conducta se basa en que no hay tratos con el tirano. Quien quiera saber de mi conducta, que me siga cada domingo en las marchas. Ellos faltaron al compromiso contraído de excarcelar incondicionalmente. Nos encarcelaron injustamente y no les voy a permitir convalidar eso, para que reciban al presidente Obama con algo a su favor”.

Lawton, La Habana, Juan González, (PD) [email protected]; Juan González

[mashshare]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *