Presunto policía lo amenazó con una pistola, pagó fianza y ahora el régimen pide dos años de cárcel