La vida farandulera de los herederos Castro en Cuba