in ,

Locura: Madre cubana acuchilla a su hija para que no se vaya a EE.UU.

los pisos y paredes de la casa quedaron machados de sangre
los pisos y paredes de la casa quedaron machados de sangre / Foto: CubaNet

Jessica Vizcaíno Mesa sólo quiere irse a Estados Unidos para tener una mejor vida. A sus 17 años suena con mejores cosas, que en Cuba, gracias a la revolución, se le hace difícil lograr. Pero su madre, en un ataque de aparente histeria y locura, intentó acabar con el sueño de la joven a punta de cuchillo.

Y es que la mujer agredió a su hija con el objeto hiriéndola gravemente. Este hecho ocurrió en Villa Clara, específicamente en la localidad de Manacas, Santo Domingo, informa el portal CubaNet.

El pueblo, caracterizado por su ambiente tranquilo, se encuentra prácticamente paralizado por este hecho.

NOTICIAS RELACIONADAS: IMAGENES FUERTES: Hombre muere tras brutal golpiza en unidad policial de La Habana (Fotos)

Belkis Mesa, madre y agresora de Jessica, fue arrestada cuando se encontraba en la emergencia del Policlínico y trasladada hasta el área 9 del hospital psiquiátrico de Villa Clara.

Vecinos afirman que la atacante no estaba dentro de sus cabales al momento de la agresión.

“Me despertaron unos gritos de socorro en plena madrugada”, cuenta una anciana que vive cerca del lugar de los hechos. “Lo vi al principio como algo normal, porque Belkis se fajaba con su hija, pero después de un rato, la cosa se fue poniendo fea”, confesó.

Todo estaba premeditado. Unos jóvenes que se encontraba en una farmacia cercana aseguran que intentaron entrar y tuvieron que romper la puerta ya que estaba trancada con palos y silla.

“Tiramos la puerta abajo con mucho trabajo, porque por dentro se encontraba trancada con sillas y palos, pero pudimos salvar a Jessica”.

Belkis, la agresora está detenido. Su ropa cubierta de sangre
Belkis, la agresora que está detenido. Su ropa cubierta de sangre / Foto: CubaNet

Dantesco

La joven resaltó a sus salvadores que ella estaba durmiendo cuando sintió algo frío que le corría por su pierna. Era alcohol.

“Dijo que estaba durmiendo cuando sintió algo frío que le cayó arriba, se despertó y se dio cuenta que era alcohol y empezó a fajarse con la madre para quitarle los fósforos de la mano. Pero luego fue golpeada en la cabeza y quedó un poco noqueada. Ahí fue cuando Belkis aprovechó y comenzó a picotearla”.

La residencia de Jessica quedó manchada de sangre por todos lados. Arseno Kindelán, vecino de la agredida, aseguró que parecía una “casa del horror”.

“También me di cuenta de que las ventanas estaban cerradas con clavos, creo que ya había pensado en hacerle algo”, lamenta.

Para muchos residentes de Manacas, Belkis Mesa, era conocida como “la loca”.

“Nunca pensé que hiciera algo así, vivían peleando por todo, pero era su hija y no una cualquiera de la calle. Da lástima ahora ver a esta muchacha que solo quería vivir con su papá en ‘el yuma’”, señala Dianelis.

¿Y la policía?

En Manacas viven varios oficiales de la policía del régimen, pero en ese momento ninguno se metió para salvar a la joven, así lo denuncian una persona que prefirió el anonimato para evitar represalias.

RECOMENDADO: IMÁGENES FUERTES Y EXPLÍCITAS: Indignación por asesinato en Cuba, responsabilizan a Raúl Castro (+Video)

“Estos policías no se llevan con Belkis y aunque vi a uno asomado por la ventana nunca socorrieron a su vecina. Los oficiales, aunque estén de descanso, no deben de esconderse como hicieron ellos. Para molestar a los jóvenes son los primeros, pero para ayudar son los últimos”, protestó.

De momento, se conoce que Jessica se encuentra hospitalizada y fuera de peligro, y que su padre se encuentra realizando trámites para llevársela con la ayuda de la Cruz Roja Internacional.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO Y REACCIONES

Policía de Tampa presenta video del presunto asesino en serie

Tampa atemorizada con el hallazgo de un cuarto cuerpo tras asesinatos en serie

Inflación acumulada en Venezuela llega al 825,7 por ciento

Inflación en Venezuela se convierte en la más alta del mundo y supera a países africanos