Latest stories

  • in

    Julito, el ponchero caído en desgracia

    Una mañana de 1998, un chofer desesperado tocó en la puerta de Julio ‘Julito’ Argüelles para preguntarle dónde reparar un ponche. Su auto no traía goma de repuesto y le faltaban más de 60 kilómetros para llegar hasta la ciudad de Pinar del Río. Fue así como este emprendedor radicado en las cercanías de Soroa descubrió el nicho de mercado al que dedicaría 17 años de su vida. More

Load More
Congratulations. You've reached the end of the internet.