in

Un año después: ¿Dónde quedó el cambio tras el 17D?

Los delegados de EE.UU y Cuba se reunieron en Washington | Archivo
Los delegados de EE.UU y Cuba se reunieron en Washington |Archivo
Loading...

El 17 de diciembre de 2014, el Presidente Barack Obama y el dirigente cubano Raúl Castro informaron en simultáneo, la normalización de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba. Esto suponía un cambio histórico entre ambos países, tras ser enemigos desde la Guerra Fría.

Medio siglo de distancia. Medio siglo del conflicto internacional emblemático para Latinoamérica, quedaría atrás a partir del 17 de diciembre del 2014.

Loading...

Medio siglo de separación de familias enteras, que huyen con la esperanza de un futuro mejor, quedó en el pasado. Esperen, eso no quedó atrás.

Luego de un año del anuncio del restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, más de 6 mil cubanos se encuentran varados en la frontera de Costa Rica, más de mil cubanos han invadido la zona fronteriza de Panamá y cientos continúan llegando diariamente a encontrarse con una abrumadora e incierta realidad que a pesar de lo compleja, les resulta mucho mejor que seguir en el “calvario” por el que atraviesan los cubanos día a día, en su  madre patria.

Loading...
Raúl Castro y Fidel Castro jóvenes

Para algunos, Raúl Castro cumpliría con las expectativas de cambio del pueblo cubano. ¿Cómo podría esperarse cambio del hermano de uno de los dictadores peores vistos en la historia universal? Hermano que además fue copartícipe de las acciones represivas y en contra de la economía nacional cubana, de la libertad de expresión, de la alimentación de los isleños, del futuro de los niños cubanos, que han estado destinados a crecer en una Cuba en ruinas.

¿Cómo hablar de cambio con Raúl Castro? Si mientras Obama le anunciaba al mundo el restablecimiento de las relaciones con la Isla, Castro continuaba mostrándose hermético a detallar el alcance de este histórico proceso de negociación.

¿Cómo hablar de cambio luego del 17D? Si en Holguín, han sido reportados casos de muerte por dengue, una enfermedad endémica controlable y que sólo demuestra la crítica situación del sistema de salud al que tienen accesos los cubanos. ¿Cómo hablar de cambio tras el 17D, cuando el índice de embarazos precoz ha aumentado así como la incidencia de relaciones sexuales en edades muy tempranas?

No deja de ser trascendental que, tras 53 años suspendidas dichas relaciones, se hayan reanudado pero a los cubanos no sólo les interesa ver la bandera de Cuba ondear en su sede diplomática de Washington, también les interesa alzar con orgullo la bandera del país donde provienen, que dignifique su existencia, que les ofrezca oportunidades, que les de lo mejor de ella.

Raúl Castro dijo «se ha dado un paso importante, y queda lo esencial: el bloqueo », como califican los cubanos el embargo de Estados Unidos.

¿Seguirá esperando Raúl Castro el levantamiento del bloqueo para impulsar la calidad de vida de los cubanos? Cuando a ciencia cierta, se conoce que el proceso será largo y nada sencillo, tomando en cuenta el entramado legal que depende del Congreso norteamericano y en consecuencia también su derogación.

La fracción demócrata estadounidense ha perdido su mayoría en la Cámara. Barack Obama dice que utilizará todas las competencias a su alcance para flexibilizarlo y aumentar, en la medida de lo posible, el flujo de intercambios entre ambos países. Pero seamos honestos, Obama es un Presidente saliente. El futuro seguirá siendo incierto y peor aún, si esta es la última esperanza, el triunfo de un republicano que distancie nuevamente la posibilidad de levantar el embargo.

Se ve como un avance el aumento del turismo norteamericano a la isla, aun cuando la infraestructura hotelera, el esquema de servicio turístico no está preparado para recibir una oleada de extranjeros.

Se habla de la liberalización de la comunicación entre ambos países, como así pretende el presidente norteamericano, mientras continuamos viendo domingo a domingo, una Cuba reprimida con la cara de las Damas de Blanco y demás activistas, que se “atrevan” a desafiar los lineamientos revolucionarios del siglo pasado, que han dejado a Cuba, lejos, muy lejos del cambio.

@mafermusa – Cubanos por el Mundo

Written by María Fernanda Muñóz

Periodista venezolana. ¿La mejor arma? Humanidad. Pasión se escribe con P de periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17D: “Todavía no se ven cambio”, dicen los cubanos (+ Video)

Nicaragua reclama a Venezuela el pago de una factura por alimentos