in ,

Madre cubana varada en Lituania pide auxilio para ella y su pequeña hija

Geisy Aparicio, estilista de 26 años y su pequeña hija Camila tienen más de cuatro años fuera de Cuba

Geisy Aparicio, estilista de 26 años y su hija Camila necesitan ayuda. Foto: Captura de pantalla
Geisy Aparicio, estilista de 26 años y su hija Camila. Foto: Captura de pantalla

El drama de la emigración cubana trasciende las fronteras del continente americano. Una madre cubana y su hija de cuatro años se encuentran retenidas en Vilna, Lituania y piden auxilio una vez que las autoridades les negaran el asilo.

Se trata de Geisy Aparicio, estilista de 26 años y su pequeña hija Camila, quienes tienen más de cuatro años fuera de Cuba sin encontrar un lugar estable para vivir, según reportaje de Martí Noticias.

Ellas salieron desde Jatibonico, Sancti Spiritus buscando en busca de una mejor vida en Alemania. Llegaron a Rusia en 2014, dos años y medio después cruzaron a Belarus y luego a Luitania, pero al llegar hasta Polonia las regresaron a Lituania.

“En Polonia nos trataron mal. Nos engañaron. Nos hicieron firmar documentos que no estaban en español y por eso nos devolvieron a Luitania”, asegura entre lágrimas Aparicio.

Ahora están aterradas porque en Vilna y las quieren recluir un Centro de registro para extranjeros, un campamento de refugiados nada amigable y bajo fuerte vigilancia.

“La decisión de este país es que nos niegan el asilo, pero no pueden obligar a la deportación. No queremos volver a Cuba y aquí no podemos estar. La comida que nos dan es mala, escasa y la niña le tiene miedo a las armas”.

En esas circunstancias estas dos cubanas piden ayuda a quienes puedan intervenir en su situación.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las autoridades esposaron al hombre por seguridad y fue enviado al hospital para evaluar su estado de salud mental.

Un hombre esparce heces en el baño de un avión que iba a Hong Kong

La mujer hacia los envíos fuera de la Región del Biobío para evitarse malos ratos y utilizaba los vegetales para disimular el peso de los envíos.

¡Increíble! Recibe un pepino en vez del iPhone que compró por Internet