in ,

EXCLUSIVA: Sorprendido Viceministro de la Construcción de Cuba calentando el hierro para dar cabilla (+FOTOS)

El Viceministro llega y se va. Se demora su poquito, sobre todo los domingos. Echa su palito y desaparece.

Loading...

Francisco Díaz Hernández, Ingeniero Civil y Presidente de OSDE GEICON, el Grupo Empresarial de Materiales de Construcción fue sorprendido en días pasados con la manito en la cintura de su amante, en una actitud que según nuestra fuente paparazzi se repite casi día tras día, desde hace ya mucho tiempo.

“Panchito” o “Paquito”, como también le dicen, se enamoró perdidamente de la muchacha que aparece en la foto y no crean que es para impresionarla que a cada rato se aparece en un carro distinto, que va desde una camioneta Mercedes Benz, hasta un auto Peugeot, pasando por una Toyota Tundra. La mujer, trabaja junto con él, y conoce el poderío vehícular de Paquito – Panchito.

Francisco Díaz Hernández viceministro de la construcción de Cuba, con su amante un domingo
El viceministro de la construcción con su amante un domingo
el viceministro de la construcción con su amante un domingo
El viceministro de la construcción con su amante un domingo

Según se comenta en el barrio, el hombre no escatima en bondades hacia su chica. Mientras al pueblo cubano se le piden ajustes y que se aprieten los pantalones, y se le reitera en la radio y en la televisión los problemas con el combustible, Panchito se las ingenia para desviar su(s) carro(s) hacia la casa de su adoraba “pastilla”, a la cual manda a llevar, a recoger, incluso a veces para que ella no camine ni tres cuadras “por culpa del Sol que hay en la cuadra”.

Loading...
El lujoso carro de Francisco Díaz Hernández viceministro de la construcción de Cuba
El lujoso carro de Francisco Díaz Hernández viceministro de la construcción de Cuba

Mientras cientos de constructores viajan en ómnibus de los llamados “rompeculo” a sus centros de trabajo, Panchito le garantiza el carro cómodo a su chica para que vaya a trabajar. La deja siempre cerca del trabajo, para que no sospechen. Ya el resto son dos pasitos.

El lujoso carro de Francisco Díaz Hernández viceministro de la construcción de Cuba
El lujoso carro de Francisco Díaz Hernández viceministro de la construcción de Cuba

Esto, dice nuestro paparazzi sucede casi todos los días. No hay diferencia. Da igual día entre semana que fin de semana. Incluso el carro llega, se parquea y espera por si a “mamichuli” se le antoja algo.

Loading...
Otro de los carros de Francisco Díaz Hernández viceministro de la construcción de Cuba
Otro de los carros de Francisco Díaz Hernández viceministro de la construcción de Cuba
Otro de los carros de Francisco Díaz Hernández viceministro de la construcción de Cuba
Una camioneta Toyota “esperó” casi todo un día ahí, parqueada, esperando por si a su novia se le antojaba algo.
El chofer del viceministro saliendo de la casa de la amante después de llevarle una bolsa llena de alimentos
La amante de viceministro de la construcción conversando con el chofer
La amante de viceministro de la Construcción conversando con el chofer

El colmo de los colmos tuvo lugar hace un tiempo atrás, a raíz del tornado que azotó La Habana en el 2018, cuando Panchito le envió la camioneta con varios tanques de combustible para que su querida echara a andar la planta eléctrica que tiene en la casa y no le faltara el fluído eléctrico.

El Viceministro llega y se va. Se demora su poquito, sobre todo los domingos. Echa su palito y desaparece.

A veces, solo a veces, cumple con su deber de dirigente revolucionario.

Redacción Cubanos por el Mundo.

Lea también: El nuevo amor de la ex de Samuel Formell: el nieto de Raúl Castro, «El Cangrejo» (+Fotos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Niños sanluiseros cambian juegos infantiles por el cultivo de alimentos

Niños sanluiseros cambian juegos infantiles por el cultivo de alimentos

166 camiones con comida entraron a La Habana en el día de ayer

166 camiones con comida entraron a La Habana en el día de ayer