in

“Estamos haciendo nuestras necesidades en jabas y botándolas en la basura”: así se vive la escasez de agua en Cuba

Donde no hay agua no puede haber salud. Foto Girón
Donde no hay agua no puede haber salud. Foto Girón

Llega el verano y los apagones no son el único problema para los cubanos. La escasez de agua, paradójicamente en una Isla, ha sido una constante problemática.

Un reportaje del portal oficialista, Juventud Rebelde, recoge testimonios de afectados por esta situación que puede extenderse en ciertos sectores por más de 15 días continuos.

QUIZÁS DEBAS VER: Marco Rubio al régimen cubano: «Expliquen cómo una isla tropical tiene escasez de agua»

Algunos vecinos en el tramo que va de la calle Santa María entre Corrales hasta Cocos, y Aguacate entre Apodaca y Aranguren, reciben el agua cada dos días, en la tarde, por lapsos no superiores a tres horas.

Hay quienes se consideran más “afortunados” al contar con tanques y motores para surtirse de un servicio bastante inestable. Confiesan que cada viernes o sábado reciben una “pipa” para llenar los tanques; que les llegaría regularmente viernes o sábado pero no la reciben desde el pasado 6 de julio.

“Lo más triste es que si camina por Guanabacoa, por Independencia, cerca de los Escolapios, o por Aranguren, ve que el agua corre por la calle y no llega a nuestras viviendas”.

«Por criterios de algunos, un problema es que los de Acueducto, por razones que desconozco, no abren las llaves de paso con la cantidad de vueltas que deben. Y la presión del agua no permite que esta llegue a determinados puntos, como es el área donde resido. Ahí también hay problemas de diseño, pues resulta que a lugares más altos llega el agua, y a nuestra cuadra y a otras vecinas, no», confiesa uno de los residentes.

Y aunque han elevado sus quejas ante el Poder Popular y han ido hasta el Gobierno municipal, nadie les ha resuelto el problema. Marina Pérez, quien desde hace más de 15 días no recibe el servicio, confiesa que “ya no tienen a dónde ir” pidiendo ayuda y aunque las distintas instancias conocen del problema “nadie oye” las súplicas.

“Se han personado inspectores y dirigentes de Aguas de La Habana. En el día de ayer, después de 15 días sin recibir nada, vinieron y nos prometieron pipas. Nos pasamos la noche y el día y nada”.

Historias desgarradoras

En medio de la calamidad, las confesiones de la ciudadanía develan una crisis sanitaria. “Estamos haciendo nuestras necesidades en jabas y botándolas en la basura. Hay una anciana amputada de una pierna, y el esposo está operado con la herida abierta: Hace días no se pueden bañar y sin poder cocinar. Vecinos que sí reciben agua nos dan algo para poder tomar”.

La situación es general para la cuadra que asegura no pedir lujos, sino lo mínimo que les corresponde “un poco de agua”. Las autoridades hasta el momento no han dado explicaciones sobre la escasez del vital líquido.

“Es muy duro ver cómo nos engañan y no dan solución a algo que se ha presentado de hace unos días para acá; ahora que el Estado está haciendo un esfuerzo a pesar de la situación que tiene el país», concluye.

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cardenales y obispos cubanos / Archivo

Obispos celebran «indulto» a reos en Cuba: ¿presos políticos pa’cuándo?

Gallinero / Imagen referencial

Primer gallinero automatizado en Cuba se instala hacia el Oeste