in ,

«A mi madre se la tragó el Darién»: Hija de anciana cubana desaparecida en selva panameña

Una anciana cubana que responde al nombre de Eneida Milián, de 81 años, desapareció el pasado 23 de abril durante una acampada con su familia a la orilla de uno de los ríos que atraviesa la selva del Darién.

La señora cruzaba junto a su familia la frontera entre Colombia y Panamá. En uno de los descansos, el río creció y nunca más su familia la volvió a ver.

Bárbara Enríques, hija de la víctima, contó al periodista Ricardo Quintana, de Radio Martí Noticias, la desgarradora historia.

 «A mi madre se la tragó el Darién», dice. 

Eneida y su familia acamparon a orillas del río Darién. Foto: Martí Noticias

Viaje hacía EEUU

La familia refugiada de Naciones Unidas en Trinidad y Tobago, emprendió viaje rumbo a Estados Unidos el 6 de abril desde Capurganá, Colombia.

Durante el viaje paraban para descansar a la orilla del río, sin saber el peligro que esto representaba. La noche en la que desapareció la anciana, el nivel del agua subió.

“En cuatro patas agarré a mi hijo. Mi esposo logró romper los horcones que sostenían la cabaña, sacamos los brazos y nos agarramos a los gajos y los troncos en la orilla”, cuenta Bárbara.

A Eneida le decían la campeona porque pese a sus 81 años estaba en plena forma física. Siempre marchaba a la cabeza del grupo, era la primera, marcando el paso.

“En toda la travesía no recibió ni un arañazo”, recuerda su hija.

Eneida estaba durmiendo en la cabaña de uno de sus nietos pero solía salir siempre que se despertaba para no despertar al resto. La familia supone que ese día había hecho lo mismo porque cuando empezó todo ella no estaba.

Esta sería otra muerte confirmada de una migrante cubana en el Darién. En marzo de este año un hombre falleció en plena selva del Tapón del Darién.

En agosto de 2016, la habanera Carmen Issel Navarro falleció en la aldea indígena Turquesa, en el Darién panameño, víctima de un paro cardíaco.

“Si mi mamá hubiera estado conmigo aquella noche, la hubiera agarrado hasta con los dientes”, asegura Bárbara.

La mujer cubana no puede borrar de su memoria la imagen de esa jungla inexpugnable, la más inhóspita, la que le arrebató a su madre.

LEE TAMBIÉN: Continúan las deportaciones en México: 64 migrantes cubanos fueron devueltos a La Habana

Redacción Cubanos por el Mundo

¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Continúan las deportaciones en México: 64 migrantes cubanos fueron devueltos a La Habana

Mansión de 2.6 millones de dólares se incendió en Miami (+VIDEO)