in

Cubano ofrece piscina para niños de su barrio en EEUU: “Vivo en el monstruo, y no es tan fiero como nos han dicho”

En los deseos del cubano, está que así como para él fue normal ir al súper para armar hamburguesas para todos, encontrar los productos y poder pagarlos en Estados Unidos, ojalá algún día puedan los padres en Cuba proveer a sus hijos.

La piscina en la vivienda del cubano Carlos Sibello, en Carolina del Norte, Estados Unidos, está abierta a los niños de su barrio. Recientemente compartió la historia de una costumbre común de su familia, junto a fotografías que muestran a los niños de la comunidad disfrutando en la vivienda. Los que llegan a su casa, de distintas religiones y orígenes tienen un solo requisito que cumplir: asistir en compañía de su representante, para resguardar su seguridad dentro de la piscina.

Él, así como su esposa, son dos historias de inmigrantes que llegaron a un país sin herencias, ni dinero. Lo que han construido ha sido en función de “deseos de trabajar y darle una mejor vida” a sus hijos, según confiesa.

QUIZÁS DEBAS VER: Madres cubanas reciben amenazas de arresto junto a sus niños por ocupar un local estatal abandonado (+VIDEO)

“A la piscina vienen todos los niños que viven cerca de la casa y que normalmente juegan con nuestros hijos, en la calle casi siempre. De la misma forma que todos los niños que vivíamos en mi cuadra en Cuba íbamos a casa de Mongué y nos sentábamos, casi todos en el piso, a ver los muñequitos y las aventuras”.

Entre los niños que visitan la casa del cubano hay musulmanes, afroamericanos, cristianos y “sabrá Dios” cuántos orígenes o creencias, parte de la multiculturalidad en Estados Unidos. Pero para la familia se trata solo de niños, que merecen gozar a plenitud su niñez y de ahí el interés en prestar su casa para que, junto a sus cuatro hijos, disfruten de ella. “No sabemos a qué partido político están afiliados sus padres, si son terraplanistas, si votaron por Trump o Biden, y la verdad no nos interesa”.

cubano Estados Unidos
Facebook Carlos Sibello

En este sentido, insiste en que esa idea vendida de que en países como Estados Unidos los niños no pueden jugar en las calles, entre tantas mentiras del régimen cubano, forma parte del “adoctrinamiento brutal” de una revolución que se vende como salvadora pero que en cambio, pone a todo un pueblo a pasar carencias.

RECOMENDADO: Familia cubana en Estados Unidos pide ayuda tras incendiarse su casa y perderlo todo

“Hoy casualmente, cuando acabé de trabajar estaban todos en la piscina. Les pregunté que querían comer, fui un momento al mercado con Amanda, compré hamburguesas que es lo que querían, se las hice, se las comieron, siguieron jugando y pasadas las 11 pm fue que se fue el último con su mamá”.

cubano Estados Unidos
Facebook Carlos Sibello

En los deseos del cubano, está que así como para él fue normal ir al súper para armar hamburguesas para todos, encontrar los productos y poder pagarlos en Estados Unidos, ojalá algún día puedan los padres en Cuba proveer a sus hijos con el salario que ganan por el fruto de su trabajo “y no teniendo que hacer mil inventos para comprar MLC y con mucho sacrificio después poder comprar cosas que más que un gusto o algo rico que quieran comer sus hijos son necesidades básicas de no solo un niño, sino de cualquier ser humano”.

“Vivo en el monstruo, y no es tan fiero como nos han dicho siempre que es”, finalizó.

cubano Estados Unidos
Facebook Carlos Sibello

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by John Márquez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tormenta Elsa

Aviso de ciclón tropical en Matanzas en formación de tormenta Elsa

Hospital de Morón colapsado, cerrado con cintas de precaución

Hospital de Morón colapsado, cerrado con cintas de precaución (+VÍDEO)