in ,

Profesionales cubanos duermen en las calles y allí los alcanzan “Las manos de Jesús”

Profesores de filosofía, enfermeros, adultos y jóvenes se ven obligados a mendigar en Cuba

Loading...

Eriberto Portales Rodríguez, profesor de filosofía e historia, duerme en las calles desde hace 12 años porque se quedó sin casa. Allí, en las calles, lo alcanzó “Las manos de Jesús”, un grupo de cristianos que dan alimento físico y espiritual a los mendigos cubanos, según reseña Cubanet.

También han encontrado enfermeros, técnicos, plomeros y cualquier clase de oficio que las situaciones de la vida y la crisis cubana los mantienen al margen de la sociedad. Pero muchos, con ayuda de la fundación han podido superarse.

“Es un proyecto muy bonito y pragmático. Se lleva a Cristo a la calle, no se deja en los templos. La gente empieza a conocer mejor a Cristo. Ven que el mundo completo no es malo porque en cada persona que hace un bien podemos ver a Dios”, expresa el profesor Portales Rodríguez.

Loading...

La policía siempre está detrás de estos grupos. Le piden el carnet de identidad a los organizadores interrumpiendo el trabajo. Su propósito es verificar que no estén hablando nada en contra del régimen y que no se les hable de la tan añorada libertad de Cuba.

DESTACADA: Kiki: un camionero que terminó en la mendicidad discriminado por el régimen

Trabajo

Loading...

Sin embargo, el trabajo no se detiene. Alfredo Sánchez, cuentapropista y líder del proyecto Las manos de Jesús, informó que empezaron en La Habana, pero ya están trabajando también en Santiago de Cuba.

“Un día empezamos a salir a la calle con una carretilla llena de alimentos y ropa. Le hablamos a la gente del Señor Jesús por lo menos una vez a la semana. Y Dios ha ido restaurando la vida de personas que ahora colaboran en el proyecto”, explicó.

“Las manos de Jesús”, es una organización promovida por la Iglesia de Cristo en Cuba que reúne a varias congregaciones de diferentes denominaciones. Además de sus actividades regulares los fines de semana, se reúnen para ir a las terminales y a otros lugares donde pernocta la gente.

Ignacio Salazar, cuentapropista y miembro de la misión, aseguró que, para las personas en esta difícil condición, es un gran alivio que consigan a la organización en las calles.

“Darle un abrigo, un pantalón que no tienen, es para ellos un alivio. Le ofrecemos también algo de comer porque han pasado hambre. Es un gran alivio para ellos y una demostración del amor de Dios”, detalló.

José Antonio Fonseca, ministro de La Iglesia de Dios, aseguró que el trabajo es casi siempre de noche.

“Vamos en la noche donde ya sabemos que esta gente pernocta y les llevamos el alimento físico y espiritual. Si nos dieran más espacio abierto, con literatura, invadiéramos hasta la prisión con el bien”, concluyó.

Redacción Cubanos por el Mundo

Written by Dayana Fernández

One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Masa de la pizzería Domino´s con excremento de ratas. Imagen de cortesía.

Cucarachas, moscas y roedores son los ingredientes de varios restaurantes en Florida

Rescató a su hija de 13 años de una red de prostitución en Colombia. Imagen referencial de archivo.

Rescató a su hija de 13 años de una red de prostitución en Colombia